10 consejos naturales para elevar la presión arterial baja

Uno de los síntomas más frecuentes de la presión arterial baja, es sentirse decaído y mareado después de haber caminado o disfrutado de un día de sol y muy caluroso.

Los problemas de tensión baja pueden solucionarse con una dieta adecuada y un cambio en el estilo de vida. Se considera que la presión arterial normal es de 120/80 mm de Hg. Cuando esta presión se precipita por debajo del nivel 90/60 se confirma que una persona presenta baja presión arterial (PA baja). A este estado también se le denomina hipotensión y es suficientemente claro que es una estado muy perjudicial. Incluso es sugerida una visita al médico cuando esta condición ocasiona visión borrosa, ansiedad, desórdenes de sueño, fatiga, desmayos, mareos, manos frías y ansiedad.

presión arterial baja¿Qué puede ocasionar una presión arterial baja? Una pancreatitis aguda, una hemorragia severa o media, el ritmo cardíaco lento, el uso de algunos medicamentos, debilidad en los músculos del corazón y una deshidratación, son las causas más comunes para que se presente una hipotensión.

¿Cuál es el tratamiento para la presión baja?
Los problemas de salud se solucionan, generalmente, conociendo la causa del problema, por esto, el tratamiento que se entregue dependerá de aquello que lo origina. La mejor manera de levantar la presión baja está tanto en la realización de una dieta como en  el cambio de las formas y estilos de vida.

  1. 1.       Incrementar el consumo de sal

El tema de la sal puede parecer engañoso, mientras una persona reduzca el consumo de sal con el propósito de evitar una presión arterial alta, esta deficiencia le puede estar ocasionando el efecto contrario, una presión arterial baja. Si sucede esto segundo tiene que elevarse el consumo de sal en la dieta, pero hay que hacerlo siempre con la vigilancia y control de un médico especialista, porque es conocido por todos, que la sal en exceso también perjudica el organismo.

  1. 2.       Preferir porciones pequeñas de comida

La hipotensión postprandial, como se conoce a una baja de presión después de las comidas, es evitable si se come en porciones más pequeñas y bajas en carbohidratos de manera más frecuente. Cuando se consumen alimentos, se está enviando mayores cantidades de sangre al tracto gastrointestinal para la función digestiva, esto puede ocasionar una baja en la presión arterial. Para evitar este riesgo, lo más recomendado, a la hora de comer, es disminuir la cantidad de almidones como la papa, pasta y alimentos horneados. Sentarse una vez se haya terminado de comer previene una baja de presión, esto es característico de las personas mayores.


3. Beber muchos líquidos

Un mareo puede darse como consecuencia de un proceso de deshidratación, por esta razón es conveniente mantener el cuerpo perfectamente hidratado la mayor parte del tiempo. Aumentar los líquidos en el organismo aumenta a su vez el nivel de sangre y esto elevará también la presión arterial. Es aconsejable consumir bebidas para deportistas que son ricas en potasio y en sodio, elementos que mejoran e incrementan la presión arterial. Para controlar la presión arterial baja se recomienda evitar al máximo el consumo de alcohol y en situaciones más complicadas de deshidratación, seguramente será necesaria una aplicación intravenosa de fluidos.

  1. 4.       Jugo de remolacha

Debe ser bebido de manera diaria un jugo de remolacha cruda y fresca, para alcanzar un aumento de la presión arterial. La dosis es de dos veces en el día por una semana. Otros jugos que también funcionan de manera parecida son los de granada y zanahoria frescos.

  1. 5.       Regaliz

Un debilitamiento de las glándulas suprarrenales puede ser el causante de la presión arterial baja, para contrarrestarlo, conviene ingerir extracto de raíz de regaliz, siempre que su consumo se realice únicamente bajo la supervisión de un médico.

  1. 6.       Almendras y pasas

Un remedio natural para aumentar la presión arterial es el consumo de almendras y de pasas. Pasta de almendras con leche tibia, almendras remojadas en la noche, trituradas en licuadora y sin piel, tomadas con leche tibia, e incluso remojadas durante la noche, para comerlas en puñado al momento de levantarse. La única recomendación es masticarlas bien y beber la misma agua donde fueron remojadas.

  1. 7.       Medias de compresión

Las medias elásticas son muy buenas para elevar la presión porque trabajan evitando la acumulación de la sangre en la zona inferior de las piernas, esto hace más eficiente la circulación de la sangre.

  1. 8.       Levantarse lentamente

Muchas veces sucede que al pararse de alguna posición descansada, se puede sentir mareo y lo que debe hacerse en tal situación es regresar inmediatamente a la posición inicial esperando que el efecto mareador se termine. Esto se denomina hipotensión ortostática y las personas que lo padecen deben tener mucho cuidado al momento de levantarse de una posición de reposo. Comúnmente les ocurre en las mañanas al salir de la cama. Otras situaciones que deben evitarse son cambiar de posición forzosa o súbitamente y permanecer de pie por largos períodos de tiempo.

  1. 9.       Cabeza elevada

Levantarse con la sensación de mareo durante las mañanas, puede ser una mala posición de la cabeza mientras se duerme. Para corregir esto, es conveniente ubicar la cabeza en una posición de elevación y negar la posibilidad de que la sangre abandone la cabeza.

  1. 10.   Medicamentos

Existen medicamentos que pueden ocasionar una disminución inadecuada de la presión arterial. Los diuréticos, los bloqueadores de los canales de calcio y los betabloqueadores podrían generar desmayos y por lo tanto se considerará la disminución de la dosis formulada o el cambio del medicamento para que no se presente la baja de presión. Cuando el paciente está diagnosticado con presión arterial baja, la droga que le formulará un doctor será la Fludrocortisona para aumentar la presión arterial. Los médicos también formularán, para casos como este, drogas no antiinflamatorias no esteroides, cafeína, piridostigmina o eritropoyetina. No obstante, es poco usual recetar drogas para esta enfermedad.

La ejercitación física moderada puede recomendarse, siempre que no se exceda el esfuerzo. Si se presenta una presión arterial baja como consecuencia de pérdida de sangre, esta persona debe remitirse lo antes posible a un hospital. La utilización de remedios debe estar informada a un médico especialista porque las recetas varían según cada enfermedad. A modo de aclaración, con este artículo se pretende informar y de ninguna manera tiene como objetivo cambiar o modificar el concepto médico ofrecido por los especialistas de la salud.

 

 

 

 

Por M. Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *