13 tips para levantarse temprano y sin sueño.

Es difícil vivir en un mundo que se ha construido para los más madrugadores y en el que se les premia enormemente. Las escuelas comienzan a las 8 am, los trabajadores con horario de oficina se despiertan más o menos al mismo tiempo. E incluso si usted trabaja en turno de noche o tiene un horario de trabajo flexible, la mayoría de tiendas y bancos cierran tarde por la tarde. Sin tener en cuenta las tiendas 24 horas, las estaciones de gasolina y la escuela nocturna, parece que todo el mundo gira en un horario de madrugadores. ¡Levántese y sobresalga! 13 consejos para despertarse temprano que realmente funcionan.

1. En primer lugar pregúntese por qué quiere levantarse temprano

Seamos honestos aquí por un minuto. No se puede convencer a si mismo de levantarse temprano solo porque sí. Aprender a levantarse temprano no es tan simple como apagar las luces e ir a la cama temprano. También es importante la psicología detrás de esto.

Antes de dormir esta noche, pregúntese: “¿Qué voy a conseguir si me despierto temprano?” Cualquiera que sea su respuesta, asegúrese de que realmente lo quiere, porque eso es lo que va a usar para convencerse a sí mismo para salir de la cama cuando suene el despertador.

2. Ponga en práctica irse a dormir temprano para levantarse temprano en incrementos

Entrene su cuerpo para anticipar el sueño. Sí, usted puede lograr esto yéndose a dormir y despertándose a la misma hora todos los días. Pero si usted es un noctámbulo, dormir todos los días a las 8 AM no le ayudará.

Despertarse a las 6 pm y luego tratar desesperadamente de dormirse a medianoche es también imposible. Hágalo en incrementos, así que en vez de irse a dormir a la misma hora, por decir a las 8 AM, duérmase 15 minutos más temprano y despiértese 15 minutos antes.

A diferencia de otros consejos para despertarse temprano, este es muy sostenible porque es sólo un cambio menor. ¡Ni siquiera sentirá los 15 minutos de diferencia! Al día siguiente, usted puede ajustar su sueño otros 15 minutos más atrás, por lo que se va a despertar 30 minutos antes de lo habitual. Si usted hace esto de forma continua, será una persona madrugadora en menos de un mes.

3. Váyase de campamento por una semana

Los investigadores han descubierto que se puede sincronizar el horario de sueño de su cuerpo con el amanecer y el atardecer si usted pasa una semana sin luz artificial.

Intente ir de campamento por una semana y deje todos sus aparatos en casa o por lo menos prohíbase a sí mismo no usarlos después de la puesta del sol. Tampoco se permiten las linternas, ¡apáguelas tenga o no sueño! Después de 7 días usted podría ser un madrugador.

4. No tome siestas después de 7 horas de estar despierto

Si se siente con sueño, asegúrese de tomar una siesta temprano y no después de 7 horas después de haberse despertado. Tomar una siesta después de ese período de 7 horas arruina su horario de sueño, lo que lo lleva a dormirse tarde y levantarse tarde nuevamente.

5. Manipule el entorno a su favor

Bloquee todas las fuentes de luz, incluso la pequeña luz roja que indica que su televisor está apagado. Guarde sus aparatos y deje de ver televisión al menos una hora antes de acostarse, ya que la luz azul de estas pantallas interrumpe la secreción de melatonina de su cuerpo, la hormona que regula el ciclo del sueño.

Si quiere leer, utilice un libro real y una luz de noche. Mantenga su dormitorio a una temperatura fresca agradable. Si usted vive en un barrio ruidoso, invierta en la insonorización de su habitación o consiga una aplicación que reproduzca sonidos relajantes para ahogar el ruido.

6. Lea libros de ficción en vez de leer libros de autoayuda, noticias o correos electrónicos

Los correos electrónicos le recuerdan el trabajo, las noticias sólo lo estresarán, mientras que los libros de autoayuda lo emocionarán y llenarán su cerebro con ideas, ninguno de estos le ayudará a dormir.

En su lugar lea ficción, preferiblemente historias cortas que no lo emocionen o novelas que ya haya leído antes.

7. Cree una rutina para relajarse

Lo que hace antes de acostarse es lo que prepara su cuerpo para dormir, así que trate de mantener estas actividades relajantes y sea constante con ellas como una rutina.

Por ejemplo, usted podría tomar una ducha fría y después leer un libro por 15 minutos antes de la hora de dormir. Si usted es lo suficientemente constante con esta rutina, su cuerpo pronto reconocerá que estas actividades significan que el día ha terminado y que es hora de relajarse. También es importante realizar estas actividades en orden y aproximadamente a la misma hora todos los días.

8. Invierta en luces inteligentes o un abridor automático de cortinas

Despertarse en una habitación llena de la brillante luz del sol minimizará su somnolencia y hará que se sienta más alerta después de despertarse. Consiga un abridor automático de cortinas y prográmelo para que abra las cortinas al menos 30 minutos antes de lo que planea despertarse.

También puede utilizar una luz inteligente como en el caso de que su habitación no tenga una ventana o si la vista desde su ventana está bloqueada.

9. Coma un almuerzo pesado

Coma un gran almuerzo y un desayuno y cena un poco más ligeros.

10. Engañe a su cerebro para despertarse

¿Cuál es su primera reacción cuando suena el despertador? Presionar el botón de repetición y volverse a dormir, ¿no cierto? Para este consejo, puede pulsar el botón de repetición pero esta vez en lugar de volverse a dormir de una, levántese, pero sólo durante 10 minutos o el tiempo que este programado en el botón de repetición.

A esto se llama una repetición invertida. En lugar de forzarse a sí mismo a levantarse de inmediato, negocie con usted mismo, “¡Que rayos! Son tan sólo 10 minutos”. Lo que usted haga durante esos 10 minutos depende de usted, pero la condición es que no puede volver a la cama o dormir en el sofá. Puede abrir las ventanas, preparar el café, o encender el televisor. Así que cuando su despertador suena de nuevo, ya estará completamente despierto y es poco probable que presione de nuevo el botón de repetición.

11. No permita que su cerebro lo engañe

Su cerebro probablemente rechazará todo intento de levantarse temprano al convencerlo de que es mejor dormir tarde. ¡No ceda! Si le da a su cerebro la oportunidad de racionalizar con usted, usted nunca será un madrugador.

12. Utilice su mascota como un despertador

Los animales son buenos despertadores, especialmente si la hora de alimentarlos es temprano en la mañana. Son constantes, ruidosos y no dan tregua por lo que van a aporrear su puerta y saltarán en su cama para que se despierte hasta que usted les dé un poco de comida.

Claro está, si usted ama a sus mascotas, esto le parecerá adorable pero a algunos de ustedes les podría parecer molesto, al menos al principio, cuando no está acostumbrado a despertar con tal alboroto.

13. Resista la tentación de “5 minutos más”

Si por algún desafortunado giro del destino, usted se despierta 5 minutos antes de que suene el despertador. ¿Usted qué hace? Dormir los 5 minutos restantes, ¿no cierto? Pues muy mal.

Regresar a la cama podría no valer la pena los 5 minutos extra, ya que puede ponerlo en un ciclo de sueño más profundo, haciendo que sea más difícil lograr despertarse cuando suene el despertador. Esta es la razón por la cual las personas que presionan el botón de repetición y vuelven a dormir durante otros 5-15 minutos, se despiertan pensando que el tiempo pasó rápido.

¿Es usted un noctámbulo que lucha por sobrevivir en un mundo de madrugadores? Pruebe estos consejos y fíjese en cómo le funcionan.

Si ha intentado todo – como todo lo de esta lista y adicionalmente toneladas de consejos de un especialista del sueño – no se desanime. Nadie dijo que tenía que despertarse a las 5 de la mañana a ser un madrugador, y mucho menos para ser una persona productiva.

Por Dayana G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *