16 remedios caseros para curar heridas superficiales.

Todos hemos experimentado una herida en algún momento de nuestras vidas, ¿pero quién sabía que la solución para una rápida recuperación podría encontrarse justo en nuestra nevera o en la alacena? Existen muchos remedios caseros para las cortaduras, los rasguños, los moretones, las quemaduras y otras heridas que pueden ayudar a mantener alejada las infecciones e incluso ayudar a que las heridas sanen más rápido. Aquí están mis mejores 16 remedios caseros naturales para cortaduras, rasguños y contusiones.

1. Aceite de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es uno de los mejores métodos para tratar una herida y ayudar a prevenir su infección. Es un gran antiséptico, antibacteriano, antiviral y antifúngico. El aceite de árbol de té es tan eficaz que puede atacar y eliminar activamente infecciones tales como la MRSA. Los aborígenes de Australia utilizan las hojas del árbol del té para curar infecciones de la piel y heridas y quemaduras aplastando las hojas del árbol de té y manteniéndolas en su lugar con una compresa de barro. Afortunadamente, podemos simplemente utilizar aceite de árbol de té aplicándolo 3-5 veces al día para sanar nuestras heridas rápida y eficientemente.

2. Aceite de coco

El aceite de coco, entre el millón de cosas que puede hacer, ¡también puede curar eficientemente las heridas! ¡Posee increíbles propiedades antibacterianas y antifúngicas e incluso puede prevenir la formación de costras en las heridas! Utilice el aceite de coco en la herida para ayudar a acelerar la recuperación – aplique el aceite de coco debajo de un curita y cámbiela 2-3 veces al día. ¡Note como su cortadura sana en poco tiempo!

3. Aloe vera

Todos sabemos que el aloe vera puede ayudar a curar las quemaduras, pero la savia de una planta de aloe vera también se puede utilizar para tratar cortaduras, raspones y otras llagas. Simplemente cortando un tallo de la planta de aloe vera y aplicándolo a la herida cada par de horas puede reducir significativamente el tiempo de curación.

4. Ajo

¡Se ha demostrado que la alicina en el ajo es tan eficaz como un 1% de una solución de penicilina! Es un gran ingrediente antibacteriano y antimicótico, y puede ayudar a curar casi cualquier herida. Sin embargo el ajo puede causar daños en la piel, así que asegúrese de no dejarlo en la piel por más de 20-25 minutos. Usted puede hacer una mezcla de 3 dientes de ajo machacados y 1 taza de vino, combínelos, déjelos reposar durante 2-3 horas y cuele. Aplique sobre la herida con un paño limpio 1-2 veces al día.

5. Caléndula

Esta pequeña hermosa flor es considerada como un agente vulnerario (una sustancia que promueve la curación). Esta planta también es un antiinflamatorio y es un poco antimicrobiana. Se puede utilizar por vía tópica para ayudar a curar abrasiones, infecciones de la piel y membranas mucosas internas infectadas. Usted puede comprar pomadas de caléndula en tiendas naturistas y puede utilizarlas para aplicarlas sobre sus heridas. Para infecciones internas, prepare té de caléndula con 1 taza de agua tibia y 1 cda. de flores de caléndula.

6. Hamamelis

El hamamelis es un astringente maravilloso que contiene procianidinas, resinas y flavonoides, los cuales hacen que sea una planta antiinflamatoria muy calmante. Empapar un paño en un poco de hamamelis y aplicarlo sobre las cortaduras, las contusiones y otras heridas puede reducir significativamente la inflamación y acelerar el tiempo de recuperación. El hamamelis también puede controlar el sangrado – para ayudar a reducir el sangrado, aplique hamamelis a una herida fresca y cubra con una gasa.

7. Hidrastis

Esta planta es conocida por sus propiedades antisépticas y astringentes. Puede ser utilizada para tratar cortaduras, heridas, infecciones, mordeduras y picaduras y también se utiliza internamente para ayudar a tratar infecciones de los senos nasales y la inflamación del estómago y el tracto intestinal. Los principales componentes de la hidrastis son los alcaloides llamados berberina y hidrastina que ayudan a destruir muchos tipos de infecciones bacterianas y virales. Utilice ungüento de hidrastis sobre sus heridas (que se encuentra en tiendas naturistas locales), ¡y note como su tiempo de curación se reduce drásticamente!

8. Hojas y bayas de enebro

Las bayas de enebro, que también se utilizaron como saborizante para la ginebra en el siglo 17, también son muy útiles en el tratamiento de las articulaciones y heridas inflamadas. Estas bayas son muy ricas en vitaminas del complejo B y vitamina C, que las hacen excelentes para acelerar el tiempo de recuperación de las cortaduras, raspaduras y otras heridas. Las bayas de enebro también contienen propiedades antibacterianas y antisépticas, ¡por lo que son ideales para el tratamiento de numerosas heridas o llagas, como la psoriasis, el eczema y otros problemas de la piel!

9. Lavanda

Los increíbles beneficios de lavanda fueron descubiertos accidentalmente por un científico francés, René Gattefossé, quien fue gravemente quemado en un accidente de laboratorio y sumergió la mano en una tina de Lavanda. ¡Él encontró que este aceite estimuló la regeneración del tejido de forma rápida y sin cicatrices! Utilice aceite esencial de lavanda para ayudar a estimular naturalmente la curación de heridas. Utilice tópicamente 2-5 veces al día aplicando 2-4 gotas sobre el área de la herida. ¡Diluya según sea necesario!

10. Manzanilla

Otra flor con grandes propiedades curativas para heridas – ¡la manzanilla! También conocida por sus impresionantes propiedades relajantes, ¡la manzanilla es una de las más antiguas hierbas medicinales conocidas por la humanidad! Las flores secas contienen muchos terpenoides y flavonoides, por lo que es una poderosa medicina herbal. Incluso se ha encontrado en algunos estudios que la manzanilla es mucho más rápida en la curación de heridas que algunos corticosteroides. Prepare una comprensa de manzanilla para su herida empapando algunas bolsas de té de manzanilla en agua, ligeramente drene un poco del líquido y luego envuelva estas bolsas de té alrededor de la herida con una gasa. Como alternativa, es probable que pueda encontrar tinturas o ungüentos naturales de manzanilla en su tienda naturista local.

11. Miel

La miel es una gran aliada a la hora de acelerar la cicatrización de heridas. De acuerdo con algunos hallazgos, ¡la miel es en realidad más eficaz que los antibióticos! En pruebas de laboratorio, se ha encontrado que la miel mata la mayoría de células bacterianas y puede prevenir que se produzcan infecciones en primer lugar. Asegúrese utilizar miel pura para cubrir su herida (la miel que es cocinada no tendrá las enzimas adecuadas para hacer el truco).

Cuando la miel se diluye con la sangre y los tejidos de la herida, se produce peróxido de hidrógeno a través de una reacción de la enzima glucosa oxidasa. Esta se libera lentamente, proporcionando actividad antibacteriana, ¡a la vez que mantiene el tejido sano y sin daños! Ponga un poco de miel en un vendaje y aplíquelo sobre la herida. Si la herida es bien profunda, debe llenar el lecho de la herida con miel, luego envuélvala con un vendaje.

12. Papas

¿Pueden las papas curar las heridas? ¡Esto fue lo primero que pensé también! Las papas tienen este tipo de atracción gravitacional que atrae las infecciones de cualquier tipo de herida o absceso. Prepare una cataplasma de papas crudas con papas ralladas y manténgala sobre la herida durante todo el día, cambiándola cada 4 horas o así (y enjuague con agua salada durante los cambios). ¡Esto garantizará que se reduzca la inflamación y que no exista la posibilidad de infección! Para hacer una cataplasma, triture papas crudas con un rallador y esparza la ralladura sobre un paño limpio. Aplique sobre la zona afectada, cubra con una gasa y luego con un poco de papel film u otro material de su elección. Deje toda la noche y retire por la mañana. Limpie el área afectada con agua salada, cubra con un cataplasma nuevo y continúe hasta que se cure.

13. Pimienta de Cayena

La pimienta de Cayena es ideal para ayudar a que la sangre coagule más rápido en el sitio de la herida y también desinfecta la herida debido a sus propiedades antibacterianas y antimicóticas. La pimienta de Cayena detendrá el sangrado de una herida en 10-12 segundos, y si la herida es más grave, hacer que el individuo herido consuma un vaso de 8 oz. de agua con 1 cucharadita de Cayena, ¡también puede ayudar significativamente!

14. Raíz de consuelda

El nombre del género de la consuelda es Symphytum, que literalmente significa “unir o tejer juntos.” La consuelda contiene una sustancia llamada alantoína, la cual ayuda a que las células crezcan más rápido, por lo que literalmente mejora el tiempo de curación de huesos rotos, cura heridas rápidamente y ayuda a sanar rápidamente las quemaduras con poca cicatrización. De hecho, ¡la consuelda es a menudo denominada tejehuesos! La alantoína también se encuentra en la placenta de las mujeres embarazadas para ayudar al crecimiento y desarrollo del bebé en una cantidad adecuada de tiempo. Uso consuelda como cataplasma la próxima vez que se rompa un hueso o se haga un moretón, se corte, se raspe o se haga otra herida.

15. Raíz de malvavisco

La raíz de malvavisco no es lo mismo que los cilindros blancos azucarados que puede encontrar en la sección de dulces en su tienda de comestibles – esta planta es en realidad muy efectiva en la curación de heridas infligidas al cuerpo. El malvavisco es ideal para extraer las toxinas y otras bacterias que se encuentran en las heridas cuando se usa como cataplasma, y ​​puede reducir el tiempo de curación mediante la eliminación de impurezas. ¡También se puede utilizar para curar quemaduras y contusiones! ¡Prepare una cataplasma con malvavisco y aplíquelo sobre la herida para acelerar su curación!

Por Dayana G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *