9 Causas de la Presión Arterial Baja y 11 Síntomas frecuentes.

Mientras que la mayoría de nosotros somos conscientes de los peligros de la presión arterial alta, la presión arterial baja es igual de frecuente y peligrosa. Cuando la presión arterial cae por debajo del nivel de presión normal, el cual es 120/80 mmHg, se considera como presión arterial baja o hipotensión. La hipotensión se produce debido al suministro insuficiente de oxígeno (a través de la sangre) hacia el corazón y el cerebro. Por consiguiente, estos órganos vitales no pueden funcionar adecuadamente, y como resultado, pueden ser sufrir daños que podrían ser temporales o incluso permanentes.

La fuerza con la que la sangre ejerce presión contra las paredes de las arterias se conoce como la presión arterial. Cuando el corazón bombea sangre hacia las arterias, la presión ejercida sobre las paredes arteriales se conoce como presión sistólica. Cuando los músculos se relajan y se llenan nuevamente con sangre, la presión cae, y esto se conoce como presión diastólica. Tanto la presión sistólica como la diastólica son importantes. El valor de presión normal es de 120/80 mmHg, donde 120 indica la presión sistólica y 80 se refiere a la presión diastólica. Si la presión arterial es 90/60 mmHg o menor, se denomina presión arterial baja. Cabe señalar, sin embargo, que la presión arterial varía entre las personas, y por lo tanto, si alguien tiene un valor de presión arterial baja, pero no muestra otros signos o síntomas de presión arterial baja, entonces no se considera que él/ella tenga la presión arterial baja. Por lo tanto, con el fin de comprender mejor o de tratar la presión arterial baja es importante entender los signos y síntomas relacionados con la presión arterial baja.

Así que, ¿es la presión arterial baja tan mala como la presión arterial alta? Bueno, la presión arterial baja reduce el riesgo de accidentes cerebrovasculares, de enfermedades renales y de enfermedades cardíacas, pero si bien esto puede hacerla parecer como una condición casi deseable también presenta riesgos muy graves para la salud cuando se considera baja. Si la presión arterial baja está acompañada con los signos y síntomas relacionados, podría conducir a daños en los órganos. En general, las personas que tienen un peso corporal ideal y que se ejercitan con regularidad tienden a tener la presión arterial más baja que lo normal. Sin embargo la presión arterial baja como una condición de salud no se refiere a esas personas, pero se refiere a aquellos individuos en los que las lecturas de presión arterial baja son lo suficientemente bajas como para presentar un riesgo para la salud.

Síntomas de la tensión arterial baja

La mayoría de las personas con presión arterial baja no muestran síntomas. Para estas personas, no hay condiciones subyacentes que causen la presión arterial baja, y por lo tanto, no se necesitan ningún tratamiento. Sin embargo, es vital contar con atención médica cuando la presión arterial baja también conlleva a un suministro insuficiente de sangre hacia el cerebro y otros órganos vitales. En tal escenario, hay condiciones de salud subyacentes que conducen a hipotensión. Los síntomas comunes de hipotensión son los siguientes:

  • Aumento de sed
  • Convulsiones
  • Desmayos
  • Dificultad para respirar
  • Fatiga
  • Mareos
  • Palpitaciones
  • Piel pálida
  • Ritmo cardíaco irregular
  • Vértigo
  • Visión borrosa

Un suministro inadecuado de sangre al cerebro ocasionado por la baja presión arterial resulta en mareos, fatiga y falta de concentración. Un cambio de posiciones tales como ir de posición sentada a una posición de pie también pueden dar lugar a mareos o vértigo. Cuando uno está de pie, la sangre se desplaza hacia la parte inferior del cuerpo, lo que puede reducir la presión arterial. Dado que la presión arterial de los pacientes con hipotensión ya es baja, estar de pie puede reducir aún más la presión, manifestándose en síntomas como vértigo y mareo. Médicamente, esto se denomina como hipotensión ortostática.

Causas de la presión arterial baja

Algunas de las causas comunes de la presión arterial baja incluyen las siguientes:

  • Embarazo: Muchas mujeres experimentan presión arterial baja durante el embarazo debido a que el sistema circulatorio de la mujer se expande durante este período.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos como los diuréticos utilizados para tratar la presión arterial alta, los medicamentos para el corazón, como los beta bloqueadores y la angiotensina pueden provocar presión arterial baja. Los medicamentos utilizados ​​para tratar la ansiedad, la depresión y los trastornos del sistema nervioso central pueden aumentar el riesgo de hipotensión ortostática.
  • Problemas cardíacos: Algunas enfermedades cardíacas tales como una frecuencia cardíaca extremadamente baja, problemas en las válvulas del corazón y un ataque cardíaco pueden desencadenar en presión arterial baja. Estas condiciones impiden que el cuerpo tenga una circulación suficiente de sangre, lo que resulta en hipotensión.

Otras causas incluyen:

  • Deficiencias nutricionales
  • Deshidratación
  • Infecciones graves
  • Pérdida de sangre
  • Problemas endocrinos
  • Reacciones alérgicas

Acerca de: Dayana García

Sigueme en Google+

One thought on “9 Causas de la Presión Arterial Baja y 11 Síntomas frecuentes.

  1. deseo saber las causas de la PRESIÓN ALTA …. , y como cuidarme …..ya que me tomo de sorpresa dos veces tengo 62 años …no fumo ni tomo , como normal /frutas bastante …reconozco que eh fumado pero lo deje hace 13 años Hace un dia tube 18 pression….me dieron una inyeccion y como a la media hora empecé a ir al baño varias veces , me dijo el medico que se debía a la SAL y que debía olvidarme …ya que eso me elevaba la presión…entonces eh decidido canbiar mis abitos de comida o corregirlos , JUSTO encuentro esta web …la verdad si me orientan un poco mas sobre la medicina natural …. sera un modo de vida mas sano para mi ¡ gracias , toda ayuda que me puedan dar ya que mi mente y espíritu quiere vivir , poder seguir haciendo las cosas buenas que me restan…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *