9 Remedios Caseros para el pie de atleta.

Remedios naturales para tratar el pie de atleta. La tinea pedis, es una infección por hongos muy común de la piel en el pie e incluso puede extenderse hasta las palmas de las manos, la ingle, y otras áreas del cuerpo.

Esta infección es causada por un hongo llamado tinea pedis al que le gusta crecer en lugares húmedos y cálidos –sus pies, cubiertos por calcetines y zapatos, se convierten en el terreno ideal para su proliferación.

Algunos de los síntomas más sobresalientes del pie de atleta son picazón excesiva entre los dedos de los pies, sensación de ardor, ampollas, descamación de la piel, sequedad de la piel y la decoloración de las uñas de los pies.

El riesgo de contraer pie de atleta aumenta con la transpiración excesiva, un sistema inmune debilitado, lesiones menores en la piel o las uñas, usar zapatos cerrados la mayor parte del tiempo y permitir que sus pies permanezcan húmedos durante largos períodos de tiempo.

Los hombres son más propensos a desarrollar pie de atleta que las mujeres. La razón exacta de porqué sucede esto es desconocida hasta el momento.

Al igual que otras infecciones micóticas, el pie de atleta puede propagarse de una persona a otra a través del contacto con superficies contaminadas. También puede propagarse de una parte del cuerpo a otra. Así pues, es importante tratar el área infectada tan pronto como aparezca el problema.

El cuidado de la piel adecuada y una buena higiene puede ayudar a tratar, así como prevenir el pie de atleta. También en la mayoría de los casos, el pie de atleta se puede tratar eficazmente con el uso de remedios caseros simples y fáciles.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para tratar el pie de atleta.

Aceite de árbol de té

El aceite de árbol de té es un potente antiséptico y también tiene propiedades antifúngicas que le ayudarán a destruir los hongos y prevenir su propagación.

  • Mezcle partes iguales de 100 por ciento de aceite de árbol de té puro y aceite de oliva. Frote la mezcla sobre la zona afectada dos veces al día. Siga este remedio por varias semanas para evitar la recurrencia de este molesto problema de la piel.
  • Como alternativa, mezcle tres partes de aceite de árbol de té y una parte del gel de aloe vera. Frote la mezcla sobre la zona infectada dos veces al día de seis a ocho semanas.

Ajo

Investigaciones han encontrado que el ajo tiene un compuesto llamado ajoeno que actúa como un antifúngico natural y un agente antibacteriano. Usted puede aplicar un diente o dos sobre sus pies para acelerar el proceso de curación de cualquier infección fúngica incluyendo el pie de atleta. Para un tratamiento tópico de los pies u otra área de piel infectada, pruebe este remedio casero:

  1. Machaque un diente de ajo y adicione dos o tres gotas de aceite de oliva para hacer una pasta.
  2. Aplique la pasta sobre las zonas afectadas.
  3. Dejar actuar durante media hora.
  4. A continuación, enjuague la zona con agua y un jabón antifúngico. Seque bien la piel.

Repita este remedio una vez al día por varias semanas para tratar una infección y evitar que vuelva a aparecer.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio también se puede utilizar para curar el pie de atleta. Ayuda a deshacerse de la humedad en los pies y neutralizar el pH de la piel.

  • Agreque un poco de agua a una cucharada de bicarbonato de sodio para lograr una pasta. Frote la pasta entre los dedos. Dejar actuar durante unos minutos, luego enjuague con agua tibia y seque bien los pies. Siga este remedio de dos a tres veces al día durante varias semanas para evitar que el hongo se propague.
  • Como alternativa, espolvoree un poco de bicarbonato de sodio en sus zapatos y calcetines todos los días para absorber la humedad y evitar la recurrencia de la infección fúngica. Realice durante unas tres semanas para obtener los mejores resultados.

Canela

La canela es un remedio tanto confiable como eficaz para el pie de atleta debido a sus propiedades antifúngicas y antitranspirantes.

  1. Quiebre de ocho a 10 ramas de canela en trozos pequeños. Agregue las piezas a cuatro tazas de agua hirviendo.
  2. Cocine a fuego lento la solución durante cinco minutos. Luego dejar reposar por 45 minutos.
  3. Remoje sus pies en la solución por lo menos durante media hora. A continuación seque a fondo sus pies.

Repita todos los días antes de ir a dormir durante uno o dos meses.

Cebolla cabezona

La cebolla cabezona posee propiedades antimicóticas, antibióticas y hasta antiinflamatorias que ayudan a tratar el pie de atleta. La cebolla cabezona puede matar con eficacia los hongos y prevenir su propagación.

  1. Machaque dos cebollas cabezonas y cuele el jugo con la ayuda de un colador.
  2. Lave la zona afectada con un jabón antifúngico y luego aplique el jugo sobre la zona.
  3. Deje actuar por media hora.
  4. Enjuague el área con agua tibia y seque.
  5. Aplique talco para mantener el área libre de humedad.

Siga este remedio dos veces al día durante por lo menos un mes para ver resultados positivos.

Hoja de Olivo

La hoja de olivo contiene propiedades tanto antifúngicas como propiedades antimicrobianas que ayudan a matar los hongos causantes del pie de atleta.

  1. Triture un par de hojas de olivo para formar una pasta.
  2. Utilizando bolitas de algodón, aplique la pasta directamente sobre el área afectada.
  3. Cubra el área con cinta adhesiva. Dejar actuar por media hora.
  4. Enjuague el área con agua tibia y luego seque completamente.

Siga este remedio de una vez a dos veces al día durante dos semanas para eliminar el problema.
También puede utilizar extracto de hoja de olivo para eliminar los diferentes tipos de infecciones por hongos y levaduras.

Sal

La sal es otro remedio casero eficaz para el pie de atleta. Le ayuda a matar el hongo que produce este tipo de infección dolorosa de la piel.

  1. Vierta un litro de agua tibia en una tina. Agregue seis cucharaditas de sal.
  2. Remoje sus pies en la solución de cinco a 10 minutos. Utilice una toalla para secar bien los pies
  3. Luego aplique un poco de bicarbonato entre los dedos para mantenerlos libres de humedad.

Repita este proceso cuatro o cinco veces al día hasta que se note mejoría.
Nota: No se debe utilizar este remedio si usted tiene heridas abiertas o llagas en los pies.

También se pueden utilizar bolsitas de té para tratar el pie de atleta. El té contiene ácido tánico, que es un astringente natural que ayuda a restringir la actividad de hongos, como también ayuda a mantener los pies libres de exceso de humedad.

  1. Remoje cinco bolsas de té (preferiblemente, bolsas de té negro) en cuatro tazas de agua hirviendo durante cinco minutos. Puede utilizar cualquier variedad de té, excepto té de hierbas.
  2. Deje enfriar el agua.
  3. Remoje sus pies en el baño de té durante media hora. Seque bien los pies.

Repita dos veces al día durante cinco a seis semanas.

Vinagre

La propiedad ácida del vinagre ayuda a matar los hongos y a bajar el nivel de alcalinidad que se encuentra en la piel, lo que prevendrá que la infección se propague rápidamente. El vinagre también ayuda a extraer la humedad extra de sus pies, lo que a su vez acelera el proceso de curación.

  • Mezcle una taza de agua con una de vinagre. Lave el área afectada con jabón antiséptico y luego sumerja una bola de algodón en la mezcla de vinagre y aplíquelo sobre las áreas afectadas. Deje actuar por 20 minutos. Luego limpie el área con un paño húmedo y seque. Siga este remedio dos veces al día durante varias semanas.
  • Prepare un baño para los pies mezclando una parte de vinagre y tres partes de agua tibia. Remoje sus pies en la mezcla durante unos 15 minutos, una o dos veces al día. Seque sus pies cuidadosamente después de cada remojo. Repita el proceso durante una semana o hasta que la infección haya desaparecido.

Yogur

El yogur que contiene cultivos de bacterias activas es muy eficaz para combatir las infecciones por hongos, como el pie de atleta. Las bacterias acidophilus vivas presentes en el yogur natural ayudan a mantener a raya las infecciones fúngicas y bacterianas. Compre yogur natural con cultivos vivos y activos.

  • Aplique el yogur en la zona afectada y permita que se seque por sí solo. Luego enjuague con agua tibia y seque completamente la zona. Siga este remedio dos veces al día durante varias semanas.
  • Consuma una taza de yogur natural por la mañana y por la noche. Usted puede agregar dos tazas más de yogur si el pie de atleta es grave. Tome yogur a diario hasta que la infección haya desaparecido por completo.

Estos remedios caseros facilitarán y acelerarán el proceso de curación. Sin embargo, es necesario poner en práctica los tratamientos caseros durante por lo menos tres semanas para que funcionen. Si los síntomas empeoran, consulte a un médico.

Acerca de: Dayana García

Sigueme en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *