14 Remedios Caseros Para Los Abscesos Dentales

¿Qué es un absceso dental? Un absceso dental es una dolorosa condición en la que la raíz del diente o el área entre un diente y las encías está infectada. El absceso dental es la cavidad que contiene el pus que resulta de infecciones bacterianas. El tratamiento para abscesos dentales requiere que el dentista drene el pus y desinfecte el área. A veces, el diente se puede recuperar con el tratamiento de conducto; sin embargo, hay casos en los que se necesitará extraer el diente. Un absceso dental que se descuida sin ningún tratamiento puede conducir a graves y fatales consecuencias para la salud.

¿Qué causa un absceso dental?

Es el estado del diente cuando las bacterias penetran en la pulpa dental, la cual es el componente central del diente, ya que es donde se alojan el tejido conectivo, los nervios y los vasos sanguíneos.

Las bacterias pueden ser capaces de penetrar debido a una carie, cavidad, grieta o desportilladura que aparece en el diente, y luego comienzan a infectar profundamente en la raíz de los dientes y desencadenar inflamación en la punta de la raíz. Visiblemente se puede ver la hinchazón en forma de pus.

 

Síntomas de los abscesos dentales

Algunos síntomas comunes que acompañan un absceso dental son:

  • Dolor al masticar los alimentos
  • Dolor de dientes
  • Cambios en el sentido del gusto
  • Dificultad para abrir la boca y masticar
  • El diente se vuelve más sensible con alimentos y bebidas frías o calientes
  • Encías rojas y adoloridas
  • Fiebre

 

Aquí están los 14 tratamientos más efectivos para los abscesos dentales que se pueden aplicar fácilmente en casa con el fin de tratar los síntomas de los dolorosos abscesos dentales y mantener la salud dental…

 

Cómo tratar una inflamación de la encía

1. Clavo de olor

El clavo puede ayudar a prevenir la infección y tratar el dolor de dientes gracias a sus propiedades antifúngicas, antisépticas, bactericidas y analgésicas. Además, es capaz de liberarlo del dolor y reducir el nivel de inflamación. Esta es la razón por la cual el clavo está entre los mejores ingredientes utilizados en los remedios caseros para el absceso dental.

 

Remoje bien un copito de algodón en el aceite y luego aplíquelo al absceso dental. Manténgalo allí durante varios minutos y retírelo.

 

Como alternativa, puede masticar un clavo para obtener el jugo. Permita que el jugo esté en su boca por más de 30 minutos y luego enjuague con agua para eliminarlo por completo.

 

2. Semillas de sésamo

Estando a la cabeza en la lista de remedios caseros para los abscesos dentales, las semillas de sésamo pueden ayudarle a obtener alivio del dolor de los abscesos dentales y reducir la infección bacteriana tan pronto como se aplique este método.

 

Tome 4 cucharaditas de semillas de sésamo y póngalas en una cacerola. Vierta agua en la cacerola y póngala a hervir durante 5 minutos. Después de eso, sumerja un copito de algodón en el agua y aplíquelo en la parte superior del diente y las encías. Déjelo allí durante al menos 15 minutos y luego retírelo.

 

Aplique el tratamiento de 2 a 3 veces al día para deshacerse de los síntomas del absceso dental.

3. Ajo

El ajo es un bien conocido tratamiento para los abscesos dentales debido a sus naturales propiedades anti-bacterianas y anti-inflamatorias. Por lo tanto, es muy eficaz para tratar un absceso dental, ya que previene las bacterias y reduce el nivel de dolor.

 

Machaque algunos dientes de ajo para obtener el jugo y luego aplique este jugo en las zonas afectadas. Como alternativa, puede masticar suavemente un diente de ajo o enjuagarse con jugo de ajo y agua. Estos métodos le brindarán algunas ventajas para sus dientes.

 

Repita cualquiera de estos métodos de 3 a 4 veces al día. Lea más: Remedios caseros para la candidiasis oral.

4. Enjuague bucal con aceite

El enjuague bucal con aceite puede ser extremadamente útil como un tratamiento de los abscesos dentales. De hecho, se utiliza comúnmente para la protección de la salud oral. Cuando se aplica el aceite, los lípidos de este trabajarán rápidamente para prevenir las bacterias y reducir el dolor y la infección.

 

Tome 1 cucharadita de aceite de coco extra virgen y viértalo en su boca para hacer buches. Haga buches con el aceite durante unos 15 minutos y luego tírelo. Por último, enjuáguese con agua fresca para eliminar completamente el aceite.

 

5. Vinagre de sidra de manzana

Gracias a las propiedades antiinflamatorias y desinfectantes, el vinagre de sidra de manzana es siempre conocido como un excelente remedio casero para el absceso dental en el tratamiento de un dolor de dientes y algunas enfermedades bucales relacionadas con las bacterias.

 

Tome 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana y úsela para hacer buches. Continúe enjuagándose la boca por unos 5-10 minutos sin tragar. Después de eso, escupa y enjuáguese de nuevo con agua tibia.

 

Repita el método de 3 a 4 veces al día para ver pronto los efectos.

 

6. Bolsita de té

Uno de los remedios caseros naturales para el tratamiento del absceso dental es la bolsita de té negro. Los taninos en el té pueden actuar como agentes para reducir el dolor y la infección, como también para prevenir el desarrollo de bacterias dañinas en la boca.

 

Tom una taza de agua caliente y sumerja una bolsita de té negro en esta. Cubra la taza y deje que la bolsita de té se remoje durante al menos 10 minutos. Después de eso, saque la bolsita de la taza y colóquela en el adolorido diente. Deje la bolsa durante muchas horas o incluso toda la noche para obtener el mejor resultado. Finalmente, retire la bolsita de té y luego enjuáguese la boca con agua salada. Siga el método con la bolsita de té una vez al día.

 

7. Agua salada

El agua salada debe ser uno de los primeros remedios caseros para los abscesos dentales, ya que puede reducir la inflamación, el dolor y la infección. También puede evitar que las bacterias se extiendan en la boca.

 

Tome 1 cucharadita de sal limpia y póngala en una taza de agua tibia y luego revuelva bien. Después de que la sal se haya disuelto por completo, utilice esta solución para enjuagarse la boca.

 

Repita el proceso 2-3 veces al día y observará como el diente afectado se cura pronto.

 

Se recomienda hacer buches a diario con la solución de agua salada si desea proteger su salud bucal de una gran cantidad de dañinas bacterias.

 

8. Aceite de orégano

El aceite de orégano no sólo es útil para el tratamiento y curación de los síntomas de los abscesos dentales, sino también puede ayudar a la inmunidad y prevenir la infección.

 

Aplica unas cuantas gotas de aceite de orégano sobre el doloroso diente y las encías alrededor. Deje el aceite en las zonas afectadas durante unos 15 minutos. Como alternativa, mezcle 3-5 gotas de aceite de orégano con un cuarto de taza de agua tibia y revuelva bien. Utilice esta solución para enjuagarse la boca con regularidad.

 

Siga cualquiera de estos remedios de 3 a 4 veces al día y continúe después durante varios días.

9. Cúrcuma

La cúrcuma es un tipo de hierba que se puede utilizar en los remedios caseros para el absceso dental. Los componentes naturales de la cúrcuma pueden aliviar el dolor y reducir la inflamación gracias a las propiedades antibióticas, antisépticas y anti-inflamatorias.

 

Muela cúrcuma fresca o tome cúrcuma en polvo y agréguele una cantidad suficiente de agua para preparar una pasta. Después de cepillarse los dientes, aplique esta pasta en el diente adolorido. Deje la pasta allí durante al menos 15 minutos y luego quítela y enjuáguese la boca con agua tibia.

 

Repita el remedio dos veces al día para aliviar el dolor del absceso dental.

 

10. Menta

La menta es otro remedio casero natural para el absceso dental. Actúa como un agente que previene la propagación de bacterias y la infección de la boca. Estos sorprendentes usos se deben a sus propiedades antibacterianas y anti-inflamatorias.

 

Tome algunas hojas frescas de menta y muélalas para obtener el jugo. Aplique el jugo en las zonas afectadas y déjelo allí por lo menos durante 15 minutos.

 

Como alternativa, tomar algunas gotas de aceite de menta y frótelo en las zonas afectadas con los dedos. Deje actuar durante unos minutos y enjuáguese con agua.

 

11. Papa

Algunos componentes de la papa pueden ayudar a eliminar la infección y reducir el nivel de dolor relacionados con los abscesos dentales. Por lo tanto, nunca debe faltar en la lista de remedios caseros para los abscesos dentales.

 

Lave una patata, quítele la piel y córtela en varios pedazos delgados y pequeños. Tome una rodaja de papa y colóquela entre la zona infectada y la mejilla. Deje este pedazo de papa durante toda la noche y retírelo a la mañana siguiente. Finalmente, enjuáguese la boca con agua salada.

 

Siga el método regularmente para obtener un pronto alivio.

12. Bolsita de té herbal

Al actuar como la bolsita de té negro, la bolsa de té herbal puede combatir las bacterias y prevenir la infección, además de absorber las toxinas, lo que lo convierte en un remedio casero perfecto para los abscesos dentales. También puede ser útil para aliviar el nivel de dolor que resulta de los síntomas de los abscesos dentales.

 

Sumerja una bolsita de té herbal en agua caliente y sáquela después de varios minutos. Coloque la bolsita de té empapada sobre la parte superior del diente adolorido y déjela allí durante la noche. A la mañana siguiente, retire la bolsita y enjuáguese la boca con agua salada.

 

Siga el método todos los días antes de dormir para obtener mejoría.

 

 

13. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio sirve para equilibrar el nivel de pH, y para limpiar y prevenir el desarrollo de bacterias que causan inflamación e infección en la boca.

 

Mezcle media cucharadita de bicarbonato de sodio con la misma cantidad de sal. Luego pase un copito de algodón por la mezcla y aplíquelo en el área entre diente adolorido y la mejilla. Manténgalo allí durante al menos 4 horas y retírelo.

 

Aplique este remedio casero para el absceso dental con tanta frecuencia como le sea posible.

 

14. Compresa fría

Este remedio casero para el tratamiento del absceso dental puede ayudar a obtener rápidamente alivio inmediato del dolor causado por el absceso dental.

 

Tome algunos cubitos de hielo y colóquelos en un paño limpio o una toalla para hacer una compresa de hielo. Aplique la compresa por fuera de la boca y cerca de las áreas afectadas. Sosténgalo allí durante 10-15 minutos y luego retírelo.

 

Repita esto varias veces según sea necesario.

 

Pruebe cualquier combinación de estos remedios caseros para conseguir pronto alivio de los síntomas del absceso dental. Son totalmente seguros y los puede aplicar fácilmente usted mismo en casa. En caso de que la situación empeore, se recomienda ir al dentista.

Por Dayana G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *