Comida sin gluten alimentos que nutren saludablemente.

La proteína natural conocida como gluten no es un alimento recomendado para las personas que presentan daño intestinal  o mejor conocido como Celiaquía. La comida sin gluten es, por lo tanto, la más aconsejable y aquí se presenta una guía muy útil de alimentos que pueden ser consumidos por aquellos que sufren alergia a esta proteína.

El gluten se encuentra en el centeno, el trigo y la cebada, esto quiere decir que alimentos procesados como el pan, los cereales y las pastas, lo contienen, de manera que puede ocasionar episodios de diarrea en personas con sensibilidad a su consumo. Lo mejor en estos casos es seguir una dieta sin gluten, rica en nutrientes y siempre sugerida y supervisada por un especialista médico.

Pescado, huevos y carne fresca

comida sin gluten muy saludableEstas son fuentes naturales de proteína y claros ejemplos de comida sin gluten, además de proporcionar vitamina B, hierro y otros nutrientes que ayudan a combatir las deficiencias de las personas con enfermedad celiaca. Si estos alimentos no contienen gluten es bueno evitar mezclarlos con salsas y apanados que sí lo pueden contener. Las carnes magras y la del pollo sin piel, evitarán el consumo excesivo de grasas saturadas. El atún, las sardinas y el salmón, son ricas fuentes de hierro, vitamina B, ácidos grasos omega 3 y calcio, ideales para prevenir y reducir las inflamación en las personas celiacas.

Legumbres

Los alimentos libres de gluten incluyen comidas que son ricas en fibra, granos como los frijoles, las arvejas partidas y las lentejas resultan muy convenientes tanto para hombres como para las mujeres. De hecho, se dice que cada hombre debe realizar un consumo mínimo diario de 30 y máximo de 38 gramos de fibra. Para las mujeres la cifra va de 21 a 25 gramos de fibra cada día. Hablando de frijoles, una sola taza de este grano negro o de arvejas partidas o de lentejas, tienen un contenido de 16 gramos de fibra para el organismo. Otra variedad de legumbres puede ser el chili vegetariano hecho en casa y la sopa de lentejas y arvejas, si estos alimentos se consiguen ya preparados, hay que revisar que no contengan gluten.

Lácteos bajos en grasa

Entre las mayores deficiencias de los pacientes con enfermedad celiaca están la vitamina D y el calcio, sustancias que están mayormente presentes en los productos lácteos. Al momento de adquirir esta clase de alimentos hay que asegurarse, con la etiqueta, de que sea comida sin gluten, con lo que se podrá evitar cualquier inflamación relacionada con grasas saturadas y los molestos dolores abdominales. El queso cottage, queso crema, crema agria y la leche baja en grasa son las mejores opciones.

Granos enteros sin gluten

Entre los granos enteros que clasifican en la categoría de comida sin gluten están el amaranto, el maíz, el mijo, el trigo sarraceno, el arroz integral, el arroz salvaje y la quinoa. Una dieta libre de gluten puede presentar deficiencia de nutrientes en los pacientes que sufren de Celiaquía, si el consumo de granos enteros no es el adecuado. En el mercado de alimentos se pueden encontrar una variedad de productos elaborados con granos sin la presencia del gluten, entre ellos están el pan libre de gluten, los pasabocas, las pastas y algunos cereales. La principal recomendación es adquirir productos cuyo ingrediente importante sean los granos enteros y que claramente sean libres de gluten.

Vegetales y frutas

Existen alimentos naturales que son libres de gluten y que suponen un consumo permanente incluso antes de adquirir productos especiales o elaborados que digan “libres de gluten”. Estos alimentos no pueden ser otros que las frutas y los vegetales. La riqueza en antioxidantes que tienen las frutas y los vegetales como las papas dulces, las bayas, los tomates y las verduras de hoja verde oscura, son vitales para el fortalecimiento del sistema inmunológico. La buena digestión se facilita con el consumo de fibra que se encuentra en la frambuesa, la alcachofa y el brócoli, además los jugos de vegetales congelados, frutas y vegetales y de fruta pura son también alternativas interesantes con cero contenido de gluten.

Semillas, nueces y aceites

Aceites como el de soya, de nuez, oliva y canola, son los más saludables para el organismo. Lograr un buen funcionamiento del cerebro es indispensable mediante el consumo de la grasa que se encuentra en aceites y en la comida sin gluten, como las semillas y las nueces. Estas colaboran en la absorción de los nutrientes y otros antioxidantes. También son ricas en hierro ideal para las dietas sin gluten. Las grasas omega 3 se encuentran en las semillas de lino, mientras que el calcio se disfruta de las almendras.

Por M. Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *