Bajar el colesterol rápido con 12 alimentos saludables

Existen alimentos que por su naturaleza facilitan el trabajo de bajar el colesterol rápido y sin que esto represente grandes sacrificios para el organismo. Primero hay que recordar que el colesterol en niveles muy elevados dentro del organismo representa un alto riesgo de ataque al corazón, por el taponamiento de las arterias que imposibilita una correcta circulación de la sangre, por esto se hace importante el consumo regular de alimentos como la naranja, los arándanos y la comida de mar específicamente.

A los pacientes clínicos que padecen por el colesterol elevado se les indica una serie de medicamentos que buscan una reducción importante de estos niveles, el medicamento más común es la Estatina, sin embargo, se conoce de fórmulas caseras naturales que tienen igual o mejor efectividad que los fármacos por prescripción médica y que podrían ser incorporados en la dieta alimenticia para ayudar al buen funcionamiento del corazón de la personas.

Alimentos que disminuyen el colesterol dañino

bajar el colesterol rápidoEn el organismo humano se desarrollan dos clases diferentes de colesterol, uno considerado bueno para el funcionamiento del corazón, que es el HDL, y otro que se considera malo para la salud del corazón que es el colesterol LDL. Dentro de los alimentos que sirven para reducir el colesterol malo en el organismo y que ayudan a bajar el colesterol rápido, se pueden destacar los siguientes grupos:

Frutos secos

Investigaciones recientes han demostrado que el consumo de los llamados frutos secos beneficia el organismo y controla el desarrollo de colesterol malo en el cuerpo. Las almendras o las nueces en las primeras horas del día colaboran notablemente en una reducción de los niveles del colesterol de manera rápida. Otros frutos secos como los pistachos son ricos en su contenido de ácidos grasos polinsaturados, grasas saludables y antioxidantes.

Frutas

Uno de los destacados combatientes de la grasa que se ha descubierto es el pterostilbeno, un elemento que se encuentra presente en los arándanos, al punto de considerarse más eficiente que el mismo ciprofibrato, medicamento que se utiliza para lograr el mismo efecto. Los arándanos se convierten, entonces, en un fruto muy saludable para el corazón, aunque no es el único, también se conoce de las importantes propiedades de las manzanas, las fresas y las uvas, que ayudan a bajar el colesterol rápido por sus compuestos quemadores de grasa, como es el caso del resveratrol, que se ubica en las uvas rojas. También la pectina de las naranjas ayuda a controlar el colesterol malo y se hace más contundente su accionar si se consumen diariamente; el trabajo que realiza la pectina de las naranjas consiste en evitar que la grasa llegue hasta el torrente sanguíneo por absorción.

Yogurt

La esencia de los yogures, es decir, los cultivos probióticos o activos, son equivalentes a bacterias buenas, que son bastante útiles en la retención del ácido biliar. Los probióticos son los encargados de realizar este procedimiento constituyendo una forma muy natural de controlar los niveles de colesterol. Por esta razón se concluye que el yogurt es otro alimento positivo para el bienestar de nuestro corazón.

Pescado

El pescado es el rey del omega 3, vital en presencia de ácidos grasos, por lo que tiene el título del alimento más importante en la lucha contra el colesterol. Un claro ejemplo de esto es una dieta mediterránea, ideal para bajar el colesterol rápido, cuya esencia es el pescado graso, que la convierten en un excelente alimento para el corazón. El estómago igualmente se beneficia de los ácidos grasos presentes en el omega 3, consumiendo dos porciones de salmón a la semana. Las investigaciones sobre los alimentos arrojaron que las dietas ricas en omega 3 permiten un aumento del colesterol bueno y disminuyen considerablemente los triglicéridos en el organismo.

Comidas de fibra soluble

Los alimentos de fibra soluble que sirven para la reducción  de los niveles de colesterol son: la naranja, la manzana, el banano, el brócoli, los guisantes, los fríjoles rojos y las lentejas, también contienen fibra soluble el salvado y la avena, con las mismas cualidades para bajar naturalmente el colesterol. Si se consumen 25 gramos de fibra soluble durante el día, los niveles de colesterol se pueden disminuir de un 15 a un 18% saludablemente.

Aceite de oliva

Cuando se habla de grasa es necesario mencionar el tema de los aceites de cocina, existen en el mercado un sinfín de productos que mencionan bajos niveles de grasa, sin embargo, el aceite de oliva ayuda notablemente a mantener la grasa estable y bajar el colesterol rápido de nuestro organismo. Entre las propiedades de este tipo de aceite están la disminución del colesterol y su gran contenido de antioxidantes beneficiosos.

Jugos

Los jugos de granadilla y de naranja, se presentan como los más efectivos para bajar el colesterol rápido. El de granadilla colabora en la disminución de los depósitos endurecidos de colesterol que se concentran en las paredes de las arterias. Las investigaciones han demostrado que el jugo de granadilla tiene propiedades reparadoras de los daños originados por la arterioesclerosis. Por su parte, el jugo de naranja consumido regularmente promueve el colesterol bueno y descarta el colesterol malo, esto porque la pectina retenida en el colesterol bueno, beneficia la salud del corazón humano.

Cómo rebajar el colesterol malo diariamente

Consumir carne de vez en cuando: No es un secreto que la carne roja y el pollo contienen bastante grasa saturada, por tal motivo es preferible que la carne sea magra, esto quiere decir, sin pellejo o grasa excesiva al momento de cocción. Pero realmente es aconsejable comerlas ocasionalmente y remplazarlas por verduras y frutas si se quiere bajar el colesterol rápido, siempre serán más saludables.

Minimizar el consumo de sal: Cuando se tiene un colesterol alto y se sabe del riesgo de sufrir un ataque cardiaco, el elevado consumo de sal no ayuda para nada, por el contrario, el riesgo aumenta debido a que la sal incrementa la presión de la sangre, situación que acelera los problemas cardiacos. Es preferible alimentarse saludablemente con cero comidas saladas o agregando las cantidades justas y mínimas para evitar complicaciones posteriores.

No fumar: En definitiva, el cigarrillo no hace ningún bien al organismo, además, fumar eleva paulatinamente el colesterol malo al mismo tiempo que el colesterol considerado como bueno permanece en constante reducción gracias al cigarrillo, esto incrementa las posibilidades de sufrir un ataque cardiaco. Cuando se deja de fumar inmediatamente se habla de subir los niveles del colesterol bueno HDL.

Evitar comidas cargadas de grasa: Los alimentos que contienen excesos de grasa, contienen a su vez excesos de colesterol malo, cuando se consumen se eleva considerablemente el colesterol en la sangres, por lo que es preferible no comerlos. Algunas de estas perjudiciales comidas son las hamburguesas con queso y papas fritas, las carnes procesadas, el riñón, el hígado y las vísceras, entre las carnes de órganos.

Beber vino con moderación: El vino de uvas es saludable para el corazón, esto por el componente de resveratrol que tienen las uvas rojas. El vino colabora en la reducción del riesgo por enfermedades cardiacas al eliminar el colesterol malo y fortalecer el corazón. Tomar vino debe hacerse siempre con precaución y moderación.

Cocinar evitando freír: Una buena alimentación depende de unos buenos hábitos de cocina, tal vez el mejor de todos es cocinar los alimentos de la manera más natural posible, esto es preferir la parrilla, los asados, hervir u hornear las preparaciones para bajar de manera considerable el colesterol en la sangre. Freír los alimentos asegura un aumento inequívoco y perjudicial del colesterol.

Ejercitarse a diario: La vida sedentaria facilita el aumento del colesterol malo. Someter el cuerpo al ejercicio diario llenará de beneficios el organismo. El ejercicio es una alternativa para bajar el colesterol rápido porque ayuda a mantenerlo en niveles estables, además, es importante para lograr reducir el sobrepeso corporal.

Acerca de: Manuel Ortiz

Sigueme en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *