¿Cómo curar el dolor de oído con remedios caseros?

Un dolor de oído puede traer consigo varios síntomas y son precisamente éstos los que permiten determinar con exactitud, cuál es la parte del oído que está generando el dolor.

Una herida en la parte exterior del oído se reconoce cuando los síntomas son la inflamación, picazón, pérdida de audición o secreción espesa en el oído. En cambio si lo que se presenta es fiebre, secreciones fuertes y también hay pérdida de audición, entonces la parte media del oído es el lugar donde está el problema.

Un dolor como el de oído puede atacar tanto a los adultos como también a los niños, en los pequeños, los síntomas incluyen diarrea, irritabilidad y llanto permanente. Cuando un niño tiene gripe, está con resfriado o sus dientes están saliendo, tiene razones suficientes para padecer un dolor en sus oídos. Para este dolor existen remedios naturales que pueden suministrarse, sin embargo, si con estos el dolor no se termina, es mejor dirigirse con prontitud al médico.    

Remedios naturales para el dolor de oído

dolor de oídoAceite de oliva y ajo: Se puede picar la hoja de gordolobo con el ajo, posteriormente se humedece es aceite de oliva  y se ubica en un recipiente pequeño. Esto se cierra y se coloca en un lugar donde pueda darle la luz del sol, se deja en ese lugar de 8 a 10 días. Luego de este tiempo, el aceite se pasa por un colador y del resultado se aplican dos gotas en el oído, el dolor frecuente tiene en este remedio una cura invaluable. Lo mejor de esta preparación es que se puede dejar lista para que se utilice cuando vuelva a aparecer el dolor con el tiempo. Otra cualidad que tiene este aceite es que ayuda a dormir más tranquilamente a las personas que lo utilizan.

Aceite de mostaza y ajo: Para esta fórmula se toman dos dientes de ajo sin cáscara en una cacerola, a la que se le agregan dos cucharadas de aceite de mostaza, se fríe hasta que el ajo quede negro, se aparta del fuego y se pasa al colador la solución. Cuando el aceite se enfría, se echan dos o tres gotas en el oído que está afectado. Esta mezcla aceitosa eliminará el dolor y destruirá los parásitos que lo ocasionan.

Hojas de albahaca santa: La preparación de jugo de hojas de albahaca santa se esparce en el oído y se logra un descanso y resultado inmediato.

Dientes de ajo: Se trituran los dientes de ajo con sal y se colocan sobre un paño de lana, esto se amarra y se coloca sobre el oído que tiene dolor. El ajo realmente es muy bueno para controlar el dolor de oído.

Jugo de toronja: Con tres gotas de jugo de toronja el dolor de oídos tiene un alivio duradero.

Taparse los oídos: Si la situación apremia nadar en aguas contaminadas, hay que taparse los oídos para evitar la infección y el dolor, una opción puede ser la utilización de tapones.

Evitar cosas entre los oídos: Un dolor en cualquiera de los oídos puede ocasionarse por querer sacar cera de los oídos utilizando objetos que no deben entrar allí, lápices, hisopos de algodón o los dedos, evitar usarlos prevendrá futuras molestias.

Cuidado con los resfriados: Cuando se tiene un fuerte resfriado y ganas de sonarse con el alma, es mejor pensarlo dos veces, porque la presión extra que se genera en los tímpanos puede complicar y empeorar el dolor.

Por M. Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *