Enjuagues bucales hechos en casa con ingredientes naturales

Poder hacer las propias fórmulas naturales para salud, para la belleza y para el hogar, en la comodidad de la casa, no solo representa una enorme ventaja económica, por el importante ahorro de dinero, también deja una gran satisfacción, un sentimiento muy agradable, porque se estará colaborando con el medio ambiente. Aquí se proponen varias de estas recetas para practicar y encontrar algunas opciones de enjuagues bucales caseros, que eliminen esa molestia denominada mal aliento.

Ventajas de un antiséptico bucal fabricado en casa

Resulta que la buena salud física de las personas, debe comenzar por una buena salud de la boca. Esto es tan cierto, que conceptos como la dieta diaria y la salud tienen conexión directa con los episodios de caries en las piezas dentales. Un buen hábito para todos los días de la vida, es hacer enjuagues bucales como parte de la salud oral, ahora bien, si se hacen con recetas hechas en la misma casa, pues los beneficios serán mayores.

enjuagues bucales caserosLos enjuagues bucales caseros, no tienen componentes químicos. Los antisépticos que se compran en el mercado, agregan a las recetas preservativos, endulzantes artificiales, aditivos por cantidades y otro número de sustancias químicas que, seguramente, ocasionan perjuicios a la salud de las personas. Una inmensa razón para empezar a prepararlos en casa.

Elaborarlos es sumamente económico, esto quiere decir que cuando las fórmulas se elaboran en casa, se está ahorrando dinero y lo mejor, los resultados serán mucho más satisfactorios. Lo propio sucede con las recetas caseras para los dolores de muelas.

Existe un control autónomo de los ingredientes, cuando es un producto casero, uno mismo tiene el control y la decisión total de elaborarlo con los mejores elementos, los de mejor calidad.

 Fórmulas de casa para elaborar un enjuague bucal

Las recetas para enjuagues bucales caseros son bien variadas, es así para que se puedan abarcar los requerimientos de cada persona, vamos a ver algunas:

  • Antiséptico bucal desinfectante tradicional: Los ingredientes son 1 pocillo de gua y 2 cucharaditas de vinagre de manzana. Estos elementos se mezclan, preferiblemente en un recipiente de cristal, después de mezclado se puede guardar en un ambiente fresco allí mismo en el baño, esta receta se utiliza sin límite de tiempo.
  • Enjuague blanqueador de limón: El limón es un ingrediente que se puede utilizar de manera directa en los dientes para que las manchas desaparezcan.
  • Antiséptico con peróxido de hidrógeno: Se mezcla 1 parte de peróxido de hidrógeno con 1 parte de agua. Este ejemplo de enjuagues bucales caseros, además de ser efectivos para el mal aliento, ayudan con los dientes sensibles.
  • Enjuague bucal de hierbas: Los ingredientes para este remedio son ½ onza de clavos con olores enteros, 1 onza de romero, 1 onza de raíz de uva y 2 pocillos de agua hervida, todo esto se reúne en un recipiente de cristal. La preparación a manera de infusión, se deja en reposo toda la noche para que en la mañana pueda colarse cuidadosamente, utilizando una tela de algodón. El enjuague bucal se realiza y el resto de la infusión se deja en el refrigerador, donde puede permanecer hasta una semana.
  • Antiséptico bucal básico: Es muy importante mantener el hábito de la buena higiene bucal. Este antiséptico se elabora con 1 pocillo de agua, 3 gotas de aceite de menta y 1 cucharadita de bicarbonato de soda. Los tres ingredientes se mezclan en una vasija de cristal, se agita consistentemente y se procede a enjuagar la boca con la receta. Esta fórmula puede almacenarse en el baño sin ningún problema.
  • Enjuague de aceite esencial simple: Esta preparación de enjuagues bucales caseros, se realiza combinando los siguientes ingredientes, 20 gotas de aceite esencial de clavo, canela o aceite de árbol de té y un pocillo de agua. En un recipiente de cristal se prepara la mezcla y se agita cada vez que vaya a utilizarse en la boca. Su almacenamiento en lugar fresco, puede durar el tiempo que se quiera.

Ingredientes e Instrucciones para un enjuague bucal antiséptico hecho en casa

Deben mezclarse en una vasija de cristal, los siguientes ingredientes sencillos:

  1. -5 gotas de aceite esencial de clavo
  2. -1/2 onza de glicerina  vegetal
  3. -1/2 onza de goma de mirra en polvo
  4. -5 gotas de aceite esencial de canela
  5. -5 onzas de Ron o Vodka
  6. -4 onzas de agua

Modo de  Uso:

Utilizar el enjuague con normalidad pero teniendo en cuenta que no debe usarse todos los días, esto podría ocasionar cierta resequedad en la boca. La mejor forma de sacar todo su provecho, es hacer uso de él máximo 1 a 2 veces cada semana, asegurándose de hacer un enjuague profundo, completo. La receta de enjuagues bucales caseros, debe ser bien agitada cuando se vaya a usar y guardarse, sin restricción de tiempo, en un lugar que permanezca fresco. La manera de hacer los enjuagues no es diferente.

Para tener en cuenta

  • La canela tiene ciertas propiedades antimicrobianas, de manera que opera en la boca como un conservante natural.
  • Tanto el vodka como el ron tienen la capacidad de refrescar el aliento, además de eliminar efectivamente las bacterias que va encontrando.
  • La goma de mirra en polvo es conocida como antiséptica, también se sabe que funciona bien como antiinflamatorio, por lo que es utilizado frecuentemente para desinflamar las encías.
  • Estos ingredientes que conforman la receta, son fáciles de conseguir en los supermercados, en las farmacias y, por supuesto, en las tiendas naturistas. Allí también se podrán obtener los ingredientes de cualquier remedio para llagas en la boca.
  • Por su parte, el aceite esencial de clavo tiene cualidades cicatrizantes, con lo que se reduce la posibilidad de tener caries. Además es un maravilloso remedio para el dolor de muela, este ejemplo de enjuagues bucales caseros, con sus inminentes propiedades antisépticas, ayuda en la reducción de las infecciones orales.

No está de más recordar al lector, que las anteriores son sugerencias que se extraen de la experiencia personal, de investigaciones y datos recolectados y que para nada, bajo ninguna circunstancia, pretenden convertirse en diagnósticos, como tampoco son remedios para aliviar algún tipo de padecimiento o enfermedad.

Acerca de: Manuel Ortiz

Sigueme en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *