14 Remedios Caseros Para El Hígado Graso

El hígado graso es el término utilizado para describir la acumulación de grasa en las células del hígado. Normalmente, hay grasa en el hígado; sin embargo, cuando el nivel está por encima del 5 – 10%, se presentará el hígado graso. Con la grasa acumulada en el hígado, usted será más propenso a enfermedades adicionales para el hígado, como la cirrosis y la inflamación.

 

¿Qué causa el hígado graso?

El hígado graso se clasifica en 2 tipos que son la no alcohólica y la inducida por alcohol. Obviamente, la causa principal del tipo inducido por alcohol es el consumo excesivo por alcohol. Para el tipo no alcohólico, hay factores que desencadenan el hígado graso, como la obesidad, el alto nivel de presión arterial, el colesterol, la hepatitis viral, la diabetes tipo 2, la malnutrición, como también la pérdida anormal de peso.

 

Síntomas del hígado graso

Normalmente, las personas que sufren de enfermedad hepática grasa no mostrarán ningún signo al principio. Puede haber algunos síntomas comunes leves como fatiga, molestia, falta de apetito y malestar general. Por lo tanto, es necesario vigilar atentamente el cuerpo para detectar la enfermedad tan pronto como sea posible para un tratamiento oportuno y adecuado.

El hígado graso no tiene ninguna cura exacta. Sin embargo, se puede revertir con algunos cambios increíblemente simples en el estilo de vida y remedios naturales.

Aquí están los 14 mejores remedios caseros para el hígado graso que son fáciles de aplicar en casa para deshacerse del hígado graso y fortalecer el hígado.

 

1. Vinagre de sidra de manzana

El primer y más recomendado consejo de la lista de remedios caseros para el hígado graso no es ni más ni menos que el potente vinagre de sidra de manzana. Puede eliminar eficazmente la excesiva grasa de su hígado y estimular la pérdida de peso. Además, puede mejorar las funciones del hígado y disminuir la inflamación del hígado.

 

Cómo utilizarlo:

  • Adicione una cucharada de vinagre crudo en un poco de agua tibia.
  • Agregue un poco de miel al gusto.
  • Consuma dos veces al día antes de las comidas.
  • Siga esta rutina durante varios meses.

 

El vinagre de sidra de manzana es extremadamente versátil para el tratamiento de diversas enfermedades y afecciones relacionadas los órganos internos, como el hígado, hasta con sofisticadas partes del cuerpo como los tendones. Para obtener más información sobre el vinagre de manzana, por favor, lea: Remedios caseros para la candidiasis oral.

 

2. Diente de león

Esta hierba es tan poderosa que se considera un tónico para el hígado el cual puede metabolizar y desintoxicar el hígado de la acumulación de grasa, como también promover las funciones del hígado. Por lo tanto, debe incluirse por todos los medios en la lista de remedios caseros para el hígado graso.

 

Además, el extracto de hoja de diente de león puede tratar y prevenir el hígado graso de tipo no alcohólico relacionada con la obesidad.

 

Diente de león – remedios caseros para el hígado graso

 

Cómo utilizarlo:

  • Agregue una cucharadita de diente de león seco en un poco de agua caliente y póngalo a fuego lento durante unos 5 minutos. Después de colar, añada un poco de miel y consuma 3 veces al día por un par de semanas semana.
  • Otra forma es adicionar hojas de diente de león fresco en ensaladas o cocinar las hojas como un platillo de acompañamiento.

Nota: Evite tomar la hierba en caso de que esté embarazada o sufra de diabetes.

 

3. Limón

La riqueza de la vitamina C, el cual es el antioxidante supremo que puede apoyar al hígado en la producción de enzimas glutatión, es la razón por la cual el limón se coloca en la lista de remedios caseros para el hígado graso. Esas enzimas pueden ayudar a neutralizar las toxinas lo que ayudará a la desintoxicación del hígado.

 

Además, el compuesto naringenina del limón puede disminuir significativamente la inflamación del hígado.

 

Cómo utilizarlo:

  • Exprima el jugo de ½ un limón en un poco de agua. Consúmalo de 2 a 3 veces al día durante un par de semana.
  • Otra forma es poner de 2 a 3 limones troceados en una jarra de agua y consumir regularmente.

 

El limón es increíblemente popular entre los diversos remedios naturales debido a la amplia gama de problemas que puede resolver. Para obtener más información sobre los beneficios y la aplicación del limón, por favor lea: Remedios caseros para las cicatrices del acné.

 

4. Cúrcuma

El antioxidante de la cúrcuma es lo suficientemente poderoso para tener un lugar en la lista de remedios caseros más eficaces para el hígado graso. La cúrcuma permitirá que su cuerpo digiera las grasas con el fin de evitar la acumulación, como apoyará la desintoxicación del hígado.

 

Cómo utilizarla:

  • Agregue ¼ cucharadita de polvo de cúrcuma en un poco de agua hirviendo. Consuma dos veces al día durante varias semanas.
  • También puede tomar ½ cucharadita de polvo de cúrcuma en un poco de leche caliente y consumir una vez al día.
  • Otra forma es tomar tinturas de cúrcuma o píldoras suplementarias después de consultar al médico.

 

5. Té verde

La abundancia de catequinas, las cuales pueden mejorar las funciones del hígado y la infiltración de grasa de las personas que tienen enfermedad hepática grasa de tipo no alcohólico, es la mayor prueba para la presencia del té verde en la lista de remedios caseros para el hígado graso.

 

El té verde puede prevenir con eficacia la acumulación de grasa en el hígado a la vez que mejora las funciones del hígado. Además, el té verde puede incluso ayudarle a perder peso y grasa.

 

Cómo utilizarlo:

  • Consuma de 3 a 4 tazas de té verde al día.
  • Otra forma es tomar extracto de té verde en forma de cápsula o líquido después de consultar al médico.

 

Uno de los consejos recomendados para el tratamiento del hígado graso es perder el exceso de peso y el té verde puede ayudarle con eso de manera eficaz. Puede encontrar más información al respecto en: Cómo deshacerse de la grasa de la pierna.

 

6. Yogur

El bífidus del yogur es una potente sustancia que puede eliminar las dañinas bacterias y ciertos tumores y otras pocas impurezas que pueden debilitar el hígado. Puede consumir un poco de yogur en la mañana y en la noche para aliviar el dolor de hígado. Siga con esta rutina por un par de días más hasta que el dolor se haya ido. También recuerde utilizar yogur natural en lugar de los que contienen edulcorantes artificiales.

 

Consejos adicionales:

  • Consuma una dieta balanceada con más fibra y menos grasas saturadas.
  • En caso de tener un exceso de peso, es necesario tomar medidas para perder peso, pero hágalo gradualmente en lugar de rápidamente, ya que podría dañar su hígado.
  • En caso de que esté sufriendo de diabetes, trate de controlar el nivel de azúcar en la sangre.
  • Evite el alcohol por completo.
  • Modere el consumo de azúcar y el de alimentos fritos.
  • Tomar medidas para mantener un equilibrio saludable de triglicéridos y colesterol.

 

7. Regaliz

El regaliz se recomienda como uno de los remedios caseros para el hígado graso debido a su capacidad de controlar las actividades de las transaminasas de las enzimas ALT y AST que son las que causan el hígado graso. Además, puede ayudar a prevenir los daños que las toxinas y los metales pesados le causan al hígado.

 

Cómo utilizarlo:

  • Tome ½ cucharadita de raíz de regaliz y añádala a un poco de agua caliente y póngala al fuego durante unos 10 minutos. Después de colar la infusión, agregue en un poco de miel y consúmala dos veces al día.
  • Otra forma es tomar una cucharada de polvo de regaliz con 2 cucharaditas de miel y consumir la mezcla una vez al día por un par de semanas.
  • También puede tomar píldoras suplementarias de regaliz después de consultar al médico para su condición que no incluya diabetes, problemas de presión arterial o medicación con corticosteroides.

 

8. Papaya

Para el tratamiento del hígado graso, la papaya puede ser significativamente útil incluyendo tanto su pulpa como con sus semillas. Puede apoyar la quema rápida de grasa que le ayudará a tratar el hígado graso de manera eficaz.

 

Cómo utilizarla:

  • Tome de 5 a 6 semillas secas para molerlas finamente y consúmalas con una cucharada de jugo de limón dos veces al día durante un mes.
  • Consumir algunas rodajas de papaya con miel una vez al día.
  • También adicione un poco de ensalada o sopa con papaya cruda en su dieta diaria.

 

9. Cambios en la dieta

Es un consejo obligatorio de la lista de remedios caseros para el hígado graso. Es necesario seguir una dieta saludable con más verduras, frutas, grasas saludables y granos enteros con el fin de mejorar las funciones del hígado y deshacerse del hígado graso.

 

Cómo lograrlo:

  • Consuma más alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 como el aceite de pescado, las nueces, la linaza, el tofu y el pescado graso.
  • Consuma alimentos que reparen el hígado y lo desintoxiquen como la col rizada, el brócoli, la col de Bruselas y el repollo. Recuerde cocinarlos ligeramente al vapor con el fin de preservar su nutrición.
  • Consuma más alimentos ricos en fibra como la guayaba, los arándanos, las manzanas… Sin embargo, recuerde consumirlos moderadamente para evitar el exceso de azúcar.
  • Evite por completo el jarabe de maíz con alto contenido de fructosa.
  • Manténgase alejado de la harina blanca y consuma más productos de grano entero.
  • Mantenga a raya los alimentos fritos y picantes, al igual que las carnes grasas.

 

10. Ejercicios

Tan importante como los cambios en la dieta, el ejercicio es el consejo que debe cumplir en la lista de remedios caseros para el hígado graso. Practicar una rutina de ejercicios con regularidad puede ayudarle a mantener su peso corporal bajo control y también a prevenir la obesidad. Además, puede aumentar la tasa metabólica, mientras que mantiene las correctas funciones del hígado.

 

Practique ejercicios durante unos 30 minutos diarios. En caso de que sea principiante, puede comenzar con algunos ejercicios de bajo impacto y poco a poco ir avanzando hacia los de alto impacto. También se recomienda que obtenga formación de algunos entrenadores profesionales.

 

Los aeróbicos, correr y caminar a paso enérgico son significativamente beneficiosos para el hígado. El ciclismo, la natación y otras actividades recreativas también son útiles.

 

11. Ajo

La alicina del ajo puede reducir efectivamente la grasa y el colesterol en el hígado. Por otra parte, puede prevenir las dañinas bacterias lo que ayuda a evitar enfermedades como la arteria coronaria, y a mantener el equilibrio de azúcar en la sangre y de grasa en el cuerpo. Con esas positivas propiedades, no hay duda de que el ajo debe ser considerado en la lista de remedios caseros para el hígado graso.

 

12. Maíz

Los ácidos grasos insaturados del maíz son capaces de mejorar el metabolismo de la grasa, así como el colesterol en su cuerpo. La dulzura del maíz puede estimular el sistema urinario lo que resulta beneficioso para condiciones tales como pérdida del hambre, el bazo roto, la micción adversa, el bajo estancamiento de líquidos, la dislipidemia, los edemas y la insuficiencia coronaria.

 

Esas son las razones por la que el maíz no debe pasarse por alto dentro de la lista de remedios caseros para el hígado graso.

13. Pupa de gusano de seda

Además de la capacidad de aliviar la mala sensibilidad y mejorar el bazo dañado, puede reducir eficazmente el suero de colesterol y estimular el funcionamiento del hígado. Con un sabor salado y bastante dulce, las pupas de gusano de seda se pueden consumir junto con las comidas o pulverizadas para el consumo.

 

Este ingrediente, de alguna manera poco común pero extremadamente eficaz, es uno de la lista de remedios caseros para el hígado graso que debe considerarse para su uso.

 

14. Suero de mantequilla

El último consejo en la lista de remedios caseros para el hígado graso es el suero de mantequilla. Puede reducir eficazmente el calor del corporal como también curar alguna dolencia relacionada con el hígado e incluso aliviar significativamente el dolor del hígado. Consumir un poco de suero de mantequilla tres veces al día será beneficioso para su hígado. Puede utilizar leche de vaca o de cabra con efecto similar.

Acerca de: Dayana García

Sigueme en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *