4 Remedios Para Una Infección Fúngica Vaginal

Las infecciones por levaduras son bastante comunes. Consumir yogurt y ajo, usar un supositorio vaginal de ajo, limpiar las partes afectadas con un lavado diluido de árbol de té, aplicar aceite de clavo y usar una mezcla de agua y sello de oro como un enjuague bucal o de la piel pueden resultar útiles. Puede evitar la infección al mantener la piel limpia y seca, no usar ropa interior ajustada en un tejido poco transpirable, cepillarse dos veces al día y usar hilo dental.

La idea de contraer una infección fúngica (causada por el hongo cándida) puede causar nerviosismo, pero el hecho es que todos tenemos levadura viviendo en nuestros cuerpos. Normalmente se encuentra en nuestra piel, en nuestro sistema digestivo o en el área vaginal y generalmente no causa problemas. Pero a veces la levadura se puede multiplicar saliéndose de control y provocar una infección.

Los antibióticos de amplio espectro también pueden estimular las infecciones por hongos. Incapaces de distinguir entre bacterias “buenas” y “malas”, estos antibióticos matan las bacterias saludables que normalmente controlan las infecciones por hongos.

 

¿Cuáles son los síntomas de una infección fúngica?

Los síntomas de una infección por levadura pueden variar según el área afectada: Puede causar manchas blancas en la lengua, grietas en la comisura de la boca, o dolor y enrojecimiento dentro y alrededor de la boca. Las infecciones en el lecho ungueal pueden causar hinchazón, pus, dolor y una uña amarilla o blanca que se separa del lecho. Algunas infecciones se manifiestan como una erupción roja, picazón o ardor en la piel, parches de la piel que despiden líquido transparente y una infección cutánea similar a un grano.

 

Si tiene una infección fúngica vaginal, un flujo vaginal blanco o amarillo anormal, piel enrojecida e hinchada alrededor de la vagina, dolor durante las relaciones sexuales o al orinar, y picazón en los genitales puede ser muy evidente. En los hombres, las infecciones por hongos pueden causar enrojecimiento, descamación y una erupción dolorosa en la parte inferior del pene. No hay necesidad de sufrir en silencio por más tiempo. Echemos un vistazo a cómo puede tratar una infección fúngica.

Remedios caseros para las infecciones fúngicas vaginales

Los medicamentos antimicóticos se usan para tratar las infecciones por hongos. Su médico podría recomendarle supositorios o cremas medicados (para infecciones en la vagina o el pene), enjuagues bucales o pastillas medicinales (para infecciones orales), polvos antimicóticos (para infecciones de la piel) o pastillas orales. También puede probar remedios naturales para deshacerse de una infección:

 

Tomar una taza de yogur todos los días

El yogur contiene conocidas bacterias beneficiosas como Lactobacillus acidophilus que pueden prevenir el crecimiento excesivo de la cándida. Un estudio que analizó a las mujeres con infecciones recurrentes por hongos durante un año descubrió que cuando comían 8 onzas de yogur con Lactobacillus acidophilus diariamente, el número de infecciones por hongos disminuía considerablemente. También se descubrió que consumir yogurt reduce la colonización por cándida.

 

Consumir ajo fresco o usarlo como un supositorio

Se ha descubierto que un compuesto azufrado en el ajo llamado alicina inhibe el crecimiento de la cándida. Puede incorporar ajo en su dieta agregando un poco a su aderezo para ensaladas o salsas. Tenga en cuenta que el ajo fresco es más efectivo contra la levadura que el ajo en polvo. Un diente de ajo pelado envuelto en gasa también se puede insertar como un supositorio vaginal y dejarse durante la noche para tratar las infecciones vaginales.

 

Usar aceite de árbol del té como limpiador

El aceite de árbol del té es otro remedio que puede ayudar si tiene una infección por levadura. Según la investigación, el terpinen-4-ol, un componente presente en el aceite de árbol del té que puede controlar las infecciones vaginales por una variedad de levadura particular llamada Candida albicans. Limpie su vagina con aceite de árbol del té diluido en agua. Alternativamente, puede empapar un tampón en aceite de árbol del té diluido e insertarlo para tratar una infección.

 

Aplicarse aceite de clavo por vía tópica o enjuagarse con este

Los clavos tienen muchos beneficios medicinales y se ha encontrado que el aceite de clavo exhibe una fuerte actividad antifúngica contra la Candida albicans. Un estudio con animales encontró que la aplicación tópica de aceite de clavo es un tratamiento efectivo para la infección vaginal por hongos. Algunos expertos también sugieren que diluir el aceite de clavo con un poco de aceite de coco y agitarlo alrededor de la boca antes de cepillarse los dientes puede ayudar a combatir las infecciones por levaduras orales.

Bañarse con sello de oro o consumirlo

El sello de oro se usa comúnmente para eliminar las infecciones fúngicas. Contiene un compuesto llamado berberina que se ha demostrado que es eficaz contra las levaduras en estudios de laboratorio. Puede mezclarlo con agua y usarlo como un lavado de piel o enjuague bucal. También puede tomarlo por vía oral, aunque no es adecuado para mujeres embarazadas o en período de lactancia. Además, lo mejor es que lo consulte con su médico antes de consumirlo si tiene presión arterial alta, enfermedad cardíaca o enfermedad hepática.

Consejos para prevenir la infección vaginal por levaduras

Algunos hábitos saludables pueden ayudarle a evitar las infecciones por hongos:

  • Enjuagarse la boca después de las comidas, cepillarse con una crema dental con flúor dos veces al día y utilizar hilo dental, pueden ayudar a prevenir infecciones orales.
  • Si tiene diabetes, asegúrese de que sus niveles de azúcar estén bajo control
  • Si usa dentaduras postizas, quíteselas por la noche y asegúrese de que estén limpias.
  • Mantener su piel limpia y seca también puede ayudar a prevenir una infección.

Evite usar ropa interior ajustada. Además, evite el uso de materiales como el nylon, que no permiten que la piel respire para ayudar a evitar una infección vaginal por hongos.

Por Dayana G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *