9 remedios para la inflamación de las amígdalas

Un remedio casero es probablemente la mejor forma de curar la inflamación de las amígdalas, y proporcionar algo de alivio al dolor de garganta. Éstos son algunos de los remedios naturales más prácticos y efectivos para sus amígdalas inflamadas.

Las amígdalas inflamadas o amigdalitis pueden causar una gran cantidad de molestias y dolor. Las amígdalas son los ganglios linfáticos que se encuentran a cada lado de la garganta. Estos ganglios linfáticos juegan un papel importante en la prevención de las infecciones que causan el resfriado, la tos y la gripa. La amigdalitis es una condición, en la cual, las amígdalas están infectadas por bacterias o virus. Medicamentos como los antibióticos pueden ayudar a curar la infección, sin embargo, los remedios caseros pueden proporcionar alivio, como también curar está condición de forma natural. Estos remedios para las amígdalas funcionan curando los síntomas relacionados con la enfermedad.

Síntomas de una garganta inflamada:

  • Debilidad
  • Dificultad o dolor al tragar
  • Dificultad para respirar
  • Dolor de cabeza
  • Dolor en el cuerpo
  • Faringitis estreptocócica
  • Fiebre
  • Ganglios linfáticos agrandados

Algunos o todos de estos síntomas pueden ocurrir dependiendo de la gravedad de la infección. La amigdalitis puede ser causada por diversas razones, como una infección debida a un resfriado o tos, el consumo excesivo de alimentos fríos o ácidos, un cambio repentino en el clima o la temperatura, la contaminación, la hipersensibilidad a un alérgeno en particular, el uso excesivo de la laringe, por fumar, etc. Los niños son más propensos a desarrollar inflamación de las amígdalas en comparación con los adultos debido a su poco desarrollado sistema inmunológico, y podría ser muy problemático para ellos. Aquí hay algunos remedios y consejos caseros sobre cómo curar la amigdalitis.

Tratamiento para la la inflamación de las amígdalas.

  • Consuma bastantes líquidos, preferentemente calientes, para calmar la garganta y aliviar la inflamación de las amígdalas. El consumo de agua caliente le ayudará a eliminar la mucosidad que tiende a aumentar la infección.
  • Humedezca el ambiente de su casa de forma que haya suficiente humedad a su alrededor. Esto también evitará que empeore el dolor de garganta y le ayudará a respirar con facilidad.
  • Proporcione el mayor descanso posible a su garganta hablando menos y consumiendo los alimentos adecuados. Evite consumir alimentos fríos, picantes o ácidos.
  • Si el dolor es demasiado molesto, trate de tomar algunos analgésicos.
  • Utilice pastillas para la garganta para aliviarla y coma alimentos blandos, preparados adecuadamente que no queden demasiado duros para las amígdalas y la garganta.

Remedios caseros para la garganta inflamada.

 

  • Agregue unas gotas de jugo de limón y una cucharadita de miel en agua caliente y consuma esta mezcla a intervalos regulares, especialmente en la noche antes de irse a dormir.
  • Beba té de hierbas caliente o sopa de pollo puede ayudar a calmar el área inflamada y también a curar la enfermedad. También es eficaz para eliminar la fiebre y el frío asociados.
  • Consuma un vaso de leche tibia a la que se le haya adicionado una pizca de cúrcuma en polvo y un poco de miel. Esto le ayudará a reducir la inflamación y dolor de las amígdalas .
  • Haga gárgaras tres veces al día utilizando agua salada tibia. La sal ayudará a eliminar los gérmenes atrapados en los ganglios linfáticos y el agua caliente calmará la garganta y aliviará el dolor.
  • Hierva 12 gramos de flores de violeta común con medio vaso de leche. Cuele las flores y beba la leche mientras esté caliente para reducir la inflamación de las amígdalas.
  • Prepare una mezcla de una cucharada de miel, 4 dientes de ajo, ½ cucharada de cayena, y consúmala cuatro veces al día para aliviar la irritación en la garganta.
  • Si usted tiene las amígdalas inflamadas con manchas blancas, usted debería hacer gárgaras con un enjuague bucal antiséptico tres veces al día.
  • También puede hacer gárgaras con semillas de fenogreco mezcladas con agua tibia para aliviar esta condición.
  • También se sabe que una mezcla de agua y jugo de naranja puede ser beneficiosa para tratar la inflamación y proporcionar alivio a la garganta.

Junto con los anteriores remedios caseros, asegúrese de descansar bien y consulte a un médico en el caso de que los síntomas empeoren o la hinchazón permanezca persistente durante más de dos días. En casos de amigdalitis severa, puede ser necesario extirpar quirúrgicamente las amígdalas.

Por Dayana G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *