Maneras Rápidas para Prevenir el resfriado o gripe

Puede ser demasiado tarde para que evitar que se enferme en primer lugar, pero la buena noticia es que hay muchas cosas que puede hacer para reducir la duración de un resfriado o gripe y aliviar los síntomas mientras espera a que se recupere. Aquí están mis cuatro mejores consejos para mandar los estornudos por donde vinieron.

  1. Triplique su consumo de vitamina D durante tres días
    Los bajos niveles de vitamina D son comunes en las personas que viven en climas del norte. Cuando empezamos a retirarnos al interior para escapar de las temperaturas más frías, la consiguiente disminución de vitamina D – la cual nuestro cuerpo produce cuando el sol golpea la piel – nos deja más susceptibles a los virus.

Los soldados de primera línea del sistema inmune son las células T, las cuales permaneces inactivas hasta que son activadas para detectar y eliminar las infecciones de los virus y las bacterias. Un estudio danés encontró que la primera etapa de la activación de las células T incorpora la vitamina D – cuando una célula T se expone a un virus o una bacteria, envía una señal para buscar la vitamina D en la sangre. Sin la vitamina D, la activación de células T se detiene en seco.

En conclusión: A la primera señal de un resfriado o gripa le recomiendo tomar 25.000 a 30.000 UI de vitamina D al día durante sólo tres días consecutivos. Después de eso, disminuya la dosis hasta 4.000 a 5.000 UI, tomadas diariamente para la salud a largo plazo. Los niños pueden tomar 1.000 UI durante tres días, y luego disminuir a 200 a 400 UI por día. Como siempre, discuta el uso de nuevos suplementos con su profesional de la salud.

  1. Cárguese de vitamina C
    Cuando se trata de sofocar los síntomas de su resfriado, al igual que con la vitamina D, necesita vitamina C para aumentar sus defensas. La vitamina C influye en su capacidad para combatir las infecciones mediante la estimulación de las células blancas de la sangre y el aumento de la velocidad a la que viajan al sitio de la infección. Científicos de la Universidad de Centro Científico de la Salud de Texas estudiaron las células blancas de la sangre de 12 pacientes antes y después de que cada paciente tomará un gramo de vitamina C al día durante dos semanas y encontraron que sus glóbulos blancos asesinos de enfermedades se volvieron mucho más activos con el aumento de suplementos de vitamina C.

En conclusión: recomiendo tomar de cuatro a 12 gramos de vitamina C, distribuidos a lo largo del día, a la primera señal de un resfriado. Si usted desarrolla diarrea reduzca la dosis.
3. Súbale a su ingesta de bacterias
Todo el mundo puede beneficiarse del uso de probióticos para una digestión sana, una función intestinal regular y la inmunidad. Cuando su sistema inmunológico está bajo ataque, sin embargo, es necesario aumentar la dosis. Los ensayos clínicos muestran que los probióticos (y prebióticos) pueden disminuir la incidencia de infecciones de las vías respiratorias.

Un estudio encontró que “el consumo regular a largo plazo de varios simbióticos [una combinación de pro y prebióticos] puede mejorar la salud al reducir la incidencia y la gravedad de las enfermedades respiratorias durante la temporada de frío.”

En conclusión: Busque un suplemento con 10 a 15 mil millones de células por cápsula. Tome dos al levantarse y antes de acostarse, con el estómago vacío. Para mantenimiento (una vez que su resfriado y gripa se han disipado), disminuya a una o dos pastillas solamente por la mañana.

  1. Póngase calcetines mojados y dele una paliza a los estornudos
    Puede no sonar atractivo, pero este remedio natural puede detener un resfriado, gripa o fiebre en seco al estimular el sistema inmunológico y mejorar la circulación. Lo mejor de todo, sólo se necesitan unos pocos ingredientes simples: un par de calcetines de algodón, calcetines de lana gruesa y una toalla.

En primer lugar, ponga los calcetines de algodón en agua fría. Exprímalos un poco y colóqueselos en sus pies. Luego tome un par de calcetines secos de lana gruesa seca y póngaselos sobre los calcetines mojados. Si lo desea, puede colocar una toalla debajo de sus pies – y luego váyase de inmediato a dormir. Haga esto durante dos o tres noches, o hasta que sienta que su enfermedad haya pasado.

Por Dayana G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *