Mascarilla casera para el acné y piel grasosa

El presente es un listado de mascarillas faciales de realización casera, para evitar la aparición del acné. Las espinillas que suelen salir en el rostro de las personas, no son un inconveniente exclusivo de la gente joven, de los adolescentes, sino con más frecuencia de lo que se cree, de las personas adultas. Los que sufren de acné en la cara saben que su eliminación no se puede dar con fórmulas mágicas ni de la noche a la mañana, de manera definitiva. El control de estas malformaciones debe darse por una combinación de tratamientos y para ello se presentan algunas alternativas de mascarilla casera para el acné.

Estas mascarillas faciales se usan como parte del cuidado diario de tratamientos para prevenir el acné y el único obstáculo que se presenta, es que no todas las maneras de tratar la piel funcionan o producen los mismos efectos en todas las personas que lo necesitan, por lo que, generalmente, los pacientes con espinillas se ven obligados a estar probando una y después otra de las alternativas disponibles. Encuentre los remedios caseros para otras infecciones de la piel.  Aquí se expondrán los tratamientos de mascarilla casera para el acné, más reconocidos y utilizados. La ventaja de cambiar uno por otro y de estar experimentando con frecuencia, es que estas mascarillas tienen ingredientes naturales y por lo tanto, no representan ningún riesgo. Lo que hacen estos tratamientos es limpiar los poros, disminuir el enrojecimiento y reafirmar la piel. Al encontrar la fórmula, la receta o mascarilla que arrojó los mejores resultados contra el acné, esa debe utilizarse por lo menos dos veces a la semana. Si usted sufre de espinillas, anímese a intentar un de estas opciones, o todas:

Mascarilla facial crema de yogurt y miel

mascarilla casera para el acnéLos beneficios de esta mascarilla casera para el acné, son la disminución del enrojecimiento ocasionado por los granos del acné, la hidratación de la piel y la limpieza de las impurezas y grasas. Esta combinación de miel y yogur se podrá utilizar en cualquier tipo de piel y se garantiza que no resecará el cutis.  Para su preparación se requerirá una cucharadita de yogur y una cucharadita de miel. La miel debe calentarse un poco en un recipiente muy limpio. Este proceso se hace en el microondas, para que su consistencia sea más ligera. De no tener microondas, entonces se aplica la miel a un poco de agua caliente, para después agregar el yogur y proceder a revolver insistentemente. Esta mezcla se coloca en la cara, especialmente en las zonas donde está el acné, y se deja allí por 15 o 20 minutos, terminado este tiempo, se lava la cara y se retira la mascarilla con agua caliente.

Máscara de albahaca y avena

Estas dos especies son viejas amigas en los remedios y tratamientos para luchar contra las espinillas en la piel. Además esta combinación ha sido útil para refrescar y limpiar la cara de manera muy completa. Aunque pueden ser implementadas por separado, juntas conforman un equipo sobresaliente para combatir y también para evitar los rastros de acné. La preparación de esta mascarilla casera para el acné, necesita 2 o 3 cucharadas de albahaca, agua y hojuelas de avena. En agua caliente se colocan las cucharadas de albahaca deshidratada, estas se mezclan hasta el punto de climatización del agua. Posteriormente, la avena se pone en la batidora y de mezcla hasta que de esta salga un polvo. Esto se puede omitir, usando directamente la avena en polvo. Se reirán las hojas de albahaca del agua fría, y se le agrega una cantidad pequeña de avena para luego revolver. La consistencia debe ser pareja, esto quiere decir que si está muy aguada la mezcla, hay que agregar avena y si está muy espesa la mezcla, entonces hay que agregar agua de albahaca. Las propiedades de la avena se aplican a las pieles irritables y sensibles.

El punto exacto de esta preparación será cuando la mezcla esté tan cremosa que se pueda aplicar en el rostro y no se derrame. Después de aplicarla en la cara, haciendo énfasis en las espinillas e imperfecciones, esta mascarilla casera para el acné, se deja trabajar por espacio de 20 minutos. Finalizado este tiempo, la cara se enjuaga mientras se van haciendo suaves movimientos circulares sobre la piel, a manera de masaje facial. Si se quieren aplicar separadamente, las hojuelas de la avena deben mezclarse en agua para hacer una mascarilla, mientras el té de albahaca aplicará como infusión.

Mascarilla de limón y clara de huevo

La coloración roja de la piel y la irritación, serán aliviadas con ayuda de la clara de huevo. El resultado de esta mascarilla casera para el acné, con la utilización de este ingrediente, es una piel firme y suave. Se va a necesitar un huevo y varias gotas de limón. La preparación consiste en separar la clara de la yema. Esta clara se revuelve hasta el punto de espuma suave. Para personas con la piel grasosa, varias gotas de limón pueden agregarse, es una opción no definitiva. La espuma que queda de la mezcla se coloca en la cara y se deja trabajar por 15 minutos, para terminar se lava el rostro utilizando agua caliente.

Máscara de agua salada para el rostro

La sal es un compuesto que limpia la piel de manera natural, como mascarilla casera para el acné. Encuentre otras cremas faciales para limpiar la piel. La sal se utiliza para purificar los poros y secar las espinillas que están por aparecer. Por estas razones, nadar en el mar resulta un buen tratamiento contra el acné, sin embargo, como esto no puede hacerse todo el año, a menos que se viva en la playa, se puede usar la sal en casa. Se requerirán 5 cucharaditas de sal de mar o sal de cocina y un poco de agua. La sal se ubica en un recipiente y se van añadiendo cucharadas de agua que se mezclan cuidadosamente, hasta formar una pasta de consistencia espesa, debe verse como una pasta. Esta combinación se deja quieta por 10 minutos y posteriormente se aplica en la cara por otros 20. Se finaliza lavando con agua caliente.

Mascarilla exfoliante de miel y manzana

Esta mascarilla casera para el acné, puede que se prefiera para un postre por sus deliciosos ingredientes, y de hecho, luego de aplicarla en el rostro, se puede preparar otra para después del almuerzo. Por ahora esta es la explicación para usarla como crema casera y cómo prevenir el acné. Se necesita una manzana rallada y dos cucharadas de miel. Se mezclan las dos partes hasta que se obtenga una sola consistencia. Se aplica tal cual en el rostro, principalmente sobre las manchas de la piel, por espacio de 20 minutos. Posterior a esto la cara debe lavarse con agua caliente. Esta mascarilla tiene la propiedad de que no se seca, de manera que no hay que esperar a que esto suceda, para retirarla.

Por M. Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *