Mascarillas caseras contra el acné y cremas limpiadoras faciales

Las mascarillas caseras que se utilizan para eliminar los barros de la cara, tienen la capacidad de desaparecer un grano o dos, también algunas de las que se describirán aquí, ayudan a mantener la piel clara, colaboran con la rosácea y atacan las espinillas; cuando se comienza a emplear alguna de las mascarillas caseras contra el acné, el rostro puede verse peor de lo que estaba, sin embrago, esto solamente se dará en un principio, como consecuencia de las impurezas que la receta está sacando de la piel. La aplicación frecuente de la mascarilla dará normalidad con el tiempo. Si una fórmula no arroja los resultados esperados, seguramente otra alternativa lo hará, de manera que con algo de paciencia, se encontrará el método indicado.

La manera de hacerlo es aplicando la mascarilla escogida entre la lista que se presentará, de manera directa sobre la cara o la mancha que se quiera eliminar, esta aplicación se deja secar por 30 minutos y luego de lava con abundante agua, si la indicación es dejarla menos o más tiempo, pues así debe hacerse. Cada uno de los ingredientes para mascarillas caseras contra el acné, debe alejarse de los ojos. Las personas que sufren de alergia a cualquiera de los componentes, no deben usarlos tópicamente para no producir una reacción que empeore más la apariencia, los ingredientes son:

  • mascarillas caseras contra el acnéMascarilla de aspirina: Para esta mascarilla se deben pulverizar entre 6 y 12 aspirinas retirando su revestimiento, posteriormente se mezcla este polvo con jugo de limón fresco, recién exprimido. Cuando las aspirinas en polvo de disuelves en el jugo, esto forma una pasta consistente que se debe aplicar en el grano que se quiere eliminar. Luego de un rato se lava con agua y bicarbonato. Esta mascarilla realmente es efectiva gracias al ácido salicílico de las aspirinas que trabaja como un descascaraste químico, además de la vitamina C del limón. Si el paciente padece de rosácea no es recomendable usar esta fórmula, el ácido salicílico perjudicaría más su inconveniente de acné.
  • Olmo escocés: Este se aplica directamente en el grano 4 o 5 veces al día.
  • Aloe Vera: Untar el gel de aloe vera fresco y dejarlo secar antes de lavarlo, representa una fórmula real de mascarillas contra los inconvenientes de la piel.
  • Vinagre de manzana: Este método funciona muy bien para quitar las imperfecciones de la piel. Es una de las mascarillas caseras contra el acné, que contiene las propiedades del vinagre, aplicado con un algodón. Al principio puede doler y hasta llegar a picar, pero se trata de que permanezca en el grano el mayor tiempo posible. Cuando el problema es un solo grano con dolor, se puede remediar con un hisopo.
  • Plátano: Aplicarlo molido y déjalo por un par de horas sobre la imperfección el tiempo que se pueda.
  • Aceite de oliva: Este aceite resulta vital para controlar los brotes y el acné, primero hay que lavar muy bien la cara con suficiente jabón suave, luego hay que colocar suavemente el aceite de oliva extra virgen, por lo menos tres veces durante el día, es clave no lavarlo. Puede parecer extraño utilizar este aceite, pues es una sustancia que cierra los poros, sim embargo sirve para curar y eliminar las impurezas de la cara. Algunos brotes aparecerán comenzando el uso del aceite, pero desaparecerán cuando se afiance en la piel.
  • Alumbre: Se elabora una pasta utilizando 1/2 cucharadita de alumbre con 1 cucharada de agua tibia.
  • Canela y miel: Se logra combinando la canela en polvo con la miel, de maneta que se forme una pasta de buena consistencia. Es eficiente para las espinillas si se deja el tiempo necesario para volverse sólida. Luego de una hora se retira con agua, esta fórmula de mascarillas caseras contra el acné, se puede implementar todos los días sin problema.
  • Loción de calamina: Se deja aplicada toda la noche.
  • Miel: Para este caso, la miel se aplica en su estado puro. Se deja secar para luego retirarla cuidadosamente con una combinación de miel y jugo de naranja acabado de extraer. La mitad de jugo y la mitad de miel. Para que su efecto sea más positivo, se puede aplicar una compresa caliente antes de utilizar la mezcla.
  • Neem: Se prepara con 2 tazas de agua bien caliente sobre varias hojas de neem, con esto se cubre y se deja allí por unos 10 minutos, después se cuela para permitir que se enfríe. Posteriormente se adiciona tierra de batán con la que se forma una pasta que se aplica en los barros de la cara.
  • Árbol de té: Se debe aplicar directamente en los puntos negros con ayuda de un hisopo de algodón.
  • Cáscara de naranja: Para esta receta de mascarillas caseras contra el acné, se mezclan en partes iguales la cáscara de naranja rallada y seca con yogurt natural y agua de rosas. También puede prepararse una pasta con cáscaras molidas, secas y leche, la mascarilla se deja aplicada durante una hora.
  • Tierra de batán: Con este ingrediente se prepara una pasta, agregando jugo de naranja recién exprimido. Esta combinación se deja en el lugar de la imperfección entre 20 y 25 minutos. La ralladura de piel de naranja seca también es óptima para esta receta.
  • Cúrcuma: Se combina este elemento de mascarillas caseras contra el acné, con un poco de leche o yogurt natural para formar con esto una pasta. Otra alternativa consiste en mezclar 1/2 cucharadita de cúrcuma con un poco de agua y aplicar 4 veces en el día.
  • Sándalo: Con partes iguales de leche, polvo de cúrcuma y polvo de sándalo, se elabora una pasta de consistencia gruesa. Se aplica en el rostro, en los puntos negros y barros y se deja durante toda la noche.
  • Puré de pepino: Con la licuadora se hace un puré de pepino bien pelado, este puré se unta en las espinillas durante una hora mínimo, ayuda con los barros y el acné.
  • Leche de magnesia: Sus propiedades anti acné hace que se deje aplicada toda la noche.
  • Crema de dientes: También se deja durante la noche, no debe utilizarse gel.
  • Jugo de piña

Para Rosácea:

Tratar este inconveniente requiere de aplicaciones diarias de mascarillas caseras contra el acné, realizadas mínimo por dos semanas, para poder definir si los resultados son los que se esperaban o no. Algunos tratamientos contemplan:

Agua de rosas: Debe hacerse un lavado diario con agua de rosas. Con una taza de pétalos bien compacta y dos tazas de agua caliente, se hace una rápida mezcla que debe dejarse reposar hasta que se enfríe. Posteriormente se pasa por un colador, los pétalos se exprimen hasta sacarles todo el líquido posible y se refriega utilizando un frasco previamente esterilizado.

Vinagre de manzana: La cara debe limpiarse muy bien con un jabón suave. Luego se seca y se procede a limpiar con un pañuelo que contenga vinagre de manzana, para lograr una piel más limpia y clara, esto debe realizarse una vez cada día.

Té verde: Esta receta de mascarillas caseras contra el acné, es tanto para aplicar como para beber. Tomando dos tazas al día de té verde y lavando el rostro con este mismo todos los días, se ven resultados satisfactorios, claro que se debe enfriar después de preparado.

Infusión de manzanilla: Se ubican dos cucharaditas de flores de manzanilla secas en una taza de agua caliente, se cubre la preparación mientras pasan 10 minutos, luego de cuela y se utiliza fría a manera de compresas tibias.

Infusión de lavanda: Se aplica de igual manera que la infusión de manzanilla de arriba, pero en lugar de manzanilla se utilizan brotes de lavanda. Una mezcla de 50/50 con té de manzanilla es un buen tónico para la piel con espinillas.

Aceite de semillas de lino: Se ingiere una cucharadita de aceite de semillas de lino, tres veces al día, también se puede elaborar una crema con avena molida, que no es necesario cocinar, y aceite de semillas de lino, con esta preparación se hace una placentera exfoliación de la piel.

Para Espinillas:

Cuando se preparan estas mascarillas caseras contra el acné, primero hay que hacerse un completo baño facial con vapor. Después se puede aplicar una de las siguientes fórmulas, que permitirá una apertura de los poros de la piel, suavizando la zona de las espinillas para que su remoción sea más sencilla. Los ingredientes de la primera receta para espinillas son:

  • 1 ½ cucharada de leche.
  • 1 Cucharada de gelatina sin sabor.

Procedimiento: La leche y la gelatina se mezclan, se ubica en el microondas por 12 minutos y se revuelve utilizando una varilla para agitar, de madera, observando que esté muy limpia. Esta combinación se aplica en cada área donde esté el inconveniente. Solamente hay una alerta con la que se debe tener cuidado y consiste en no aplicar muy cerca de los ojos.

Cuando la mezcla de mascarillas caseras contra el acné, está  seca después de 15 o 30 minutos, se retira cuidadosamente. Los poros que tenían exceso de mugre quedarán pegados a la mascarilla y el resultante se parece mucho a las tiras de eliminación que se adquieren en el mercado. Luego de eliminadas las espinillas, la cara tiene que lavarse con agua helada para lograr así que los poros se cierren nuevamente.

Baño de vapor:

Los baños de vapor son muy importantes en las mascarillas caseras contra el acné, porque facilitan la limpieza profunda y la eliminación de bacterias y puntos negros. Primero se utiliza un jabón de limpieza, después, con una taza de agua hirviendo, se coloca la cara cerca a la superficie de la taza para que esté en contacto con el vapor. Hay que recordar que la cara es la imagen de nuestro cuerpo. La cabeza se cubre con una toalla para dejar escapar el mínimo de vapor posible, esta posición se asume por 10 minutos y luego se aplica la mascarilla escogida. Si se quiere, se pueden agregar bolsas de té, lavanda seca o sal de Epsom al agua caliente.

Ingredientes para limpiar la piel:

Extracto de semillas de toronja: Se consigue esta buena mascarilla agregando unas cuantas gotas de extracto de semilla de toronja, a un jabón para la cara líquido suave, tiene que  lavarse la piel todos los días con esta fórmula.  También se puede utilizar el árbol de té.

Infusión de hojas de fresa: Con esta infusión de mascarillas caseras contra el acné, se lava la piel dos veces cada día, en la mañana y en la noche. Su preparación es tan sencilla como tomar ¼ de taza de hojas de fresa y 1 ½  tazas de agua hirviendo y se deja reposar durante 2 horas, después esto se cuela y se deja enfriar para luego usar en los barros.

Té elaborado frío: La clave de este té, es lavarse a diario con él.

Aceite de coco: Untarse una capa delgada de aceite de coco todos los días, es efectivo, incluso, para eliminar las cicatrices que estén marcando la piel.

Árbol de té: Solamente hay que agregar 10 gotas de árbol de té a 1 taza de agua tibia, después se hace un lavado facial con esta combinación para la eliminación de puntos negros, no es conveniente dejar caer esta mezcla en los ojos.

Suero de leche: Este remedio se puede utilizar todos los días, sin restricciones. Es bastante eficiente para limpiar la cara y borrar el acné.

Acerca de: Manuel Ortiz

Sigueme en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *