Remedios caseros que alivian el insomnio y ayudan a dormir mejor

El desvelo nocturno se ha convertido en un serio problema para muchas personas alrededor del mundo. Y es que no poder dormir realmente representa incomodidad y frustración. Para beneficio de estas personas, hay maneras, remedios naturales y de sencilla preparación en casa, que pueden aliviarle el insomnio, de los que vamos a hablar a continuación.

Para antes de acostarse

  • Es bueno evitar o eliminar las comida pesadas durante la noche, esto porque el organismo requiere de al menos 3 o 4 horas para alcanzar la digestión completa de una comida excesiva.
  • No es una buena idea consumir alimentos azucarados, ni siquiera el almuerzo, los excesos de azúcar traen como consecuencia estados de nerviosismo poco normales, los chocolates, especialmente, tienen una carga importante de cafeína; tampoco son recomendables los condimentos, estos causan irritabilidad estomacal.
  • Consumir una porción de pollo e incluso de pavo como también un banano, antes de ir a dormir, puede ayudar a terminar con la vigilia gracias a su contenido del compuesto triptófano, aminoácido que se utiliza para la elaboración de la serotonina, un químico que se vende para ayudar a dormir a las personas.
  • Siempre se ha dicho que tomar un vaso de leche antes de acostarse ayuda a reducir el insomnio, pues esta práctica no está para nada equivocada, la leche también contiene el compuesto Triptófano, además, puede acompañarse con miel o con una galleta.

Hierbas medicinales para dormir

  • insomnioUna de las hierbas más populares para estos efectos es la valeriana, esta resulta muy útil cuando se quiere dormir rápidamente y lo mejor es que no tiene efectos al siguiente día, como ocurre con algunos medicamentos de farmacia. Trabaja casi de la misma manera que fármacos como el Diazapam, porque se liga a los mismos receptores en el cerebro. Lo más recomendado es tomar dos pastillas de raíz de valeriana, al menos una hora antes de dormir.
  • Las cápsulas de maracuyá seca, actúan como un sedante natural herbal, utilizado con más frecuencia de lo que se cree. Su dosis consiste en administrarse entre 4.000 y 8.000 miligramos para un sueño tranquilo.

Aromatizar los espacios de descanso

  • El cuerpo puede ser aromatizado, por ejemplo en las muñecas, aplicando una gota de aceite de jazmín antes de dormir, los estudios realizados en importantes universidades como la Wheeling Jesuit University de Virginia, arrojaron que las personas que duermen con el aroma de esencia de jazmín, hacen un descanso más tranquilo y reparador, que los que no, también sucede con la esencia de lavanda.
  • Hablando de lavanda, esta hierba es considerada un tranquilizante apacible. Si esta es aplicada en la frente y sienes en el momento de irse a la cama, solamente el aroma actuará como un sedante para un sueño inmediato y feliz.
  • Los olores suaves suelen tener, casi todos, esta propiedad de relajar y permitir la conciliación del sueño, el insomnio puede curarse incluyendo 3 gotas de aceite de ylang-ylang y 5 gotas de aceite de lavanda en el agua del baño, para disfrutar de la relajación y el posterior bien dormir.

La rutina diaria evita el insomnio

  • Es muy efectivo realizar caminatas todos los días, no deben ser extensas pero definitivamente sí a la luz del sol, la iluminación natural es un despertador excepcional para el cuerpo, el sol y la luz del día a la que se ha expuesto el cuerpo, permitirán en la noche un descanso muy completo y lleno de tranquilidad.
  • Aun cuando el cansancio del cuerpo lo pida, no es recomendable hacer siestas durante el día, simplemente porque en la noche será imposible conciliar el sueño y se permanecerá toda la noche en desvelo. Las siestas en el día las pueden hacer aquellos que no padezcan de insomnio y que una corta dormidita en el día no les desajusta su estilo de vida.
  • El hábito de levantarse a la misma hora todos los días, es muy positivo para construir un esquema invariable de hora de dormir y hora de levantarse, haciendo que la costumbre corporal pida y facilite un descanso reparador cada noche.

Estrategias de cama para un buen sueño

  • La primera es muy sencilla, si no se puede dormir, es mejor no quedarse en la cama. Preocuparse por la falta de sueño no es buena consejera, es mejor levantarse, ver la televisión o leer un libro.
  • Un truco que suele funcionar es la sensación de pesadez, consiste en imaginar que los pies se ponen muy pesados, que se hunden en la cama, lo mismo se hace con las piernas y luego con el resto del cuerpo, al sentirse pesado también empieza a sentirse una sensación de relajamiento producto de la soltura del cuerpo, el insomnio desaparece y el sueño es apacible.
  • Una de cuentos es el popular conteo de ovejas, el objetivo de este viejo truco es ocupar la mente precisamente en algo extremadamente aburridor. Resulta que el conteo repetitivo termina en un arrullo casi involuntario y la final conciliación del sueño.

El cuerpo hay que adiestrarlo

  • Si en el cuarto hay calefacción, se pueden reducir los grados para poder dormir, se ha establecido que las personas logran descansar mejor si el entorno es más frío que caliente.
  • Si la cama donde se duerme es compartida, pues será práctico que sea muy amplia, no solo para poder dormir, sino también para no despertar a la otra persona. La otra opción a considerar es dormir en camas separadas.
  • El reloj despertador también es amigo del insomnio, por eso es preferible alejarlo de manera que no pueda verse desde la cama. Cuando se mira demasiado el reloj, intentando dormir, más temprano que tarde el pensamiento analiza las pocas probabilidades de un bue día, con tan poco descanso nocturno.

 

Mirar las etiquetas siempre

  • No solo para dormir, para toda auto formulación, que es algo indebido, debe observarse y leerse muy bien cada etiqueta. Los analgésicos que se venden libremente para combatir el insomnio, pueden tener un contenido de cafeína, como por ejemplo la Excedrina.
  • Otro tipo de medicamentos, como los empleados para aliviar los resfriados, también contienen cafeína e incluso otros componentes como la seudoefedrina, que no son recomendados para el sistema nervioso y que por esta razón no permiten dormir bien.

Decir “No” ayuda a dormir mejor

  • Fumar es perjudicial para la salud del sueño. Hacerlo por lo menos 4 horas antes de la hora de dormir, produce un desvelo garantizado. El sistema nervioso central es activado por la nicotina haciendo que sea muy difícil para el fumador llegar positivamente al sueño.
  • Es importante reducir el consumo de cafeína, por lo menos 4 horas antes de dormir, si bien es cierto que esta sustancia no se recibe igual por todos los organismos, sus efectos pueden durar un tiempo considerable.
  • El ejercicio físico es importante en la mañana o incluso después de la jornada laboral, pero no es recomendado cuatro horas antes de irse a la cama. La única práctica que puede realizarse es el Yoga, disciplina que relaja el cuerpo y lo deja listo para un buen sueño.
  • El alcohol también favorece el insomnio. Se dice que algunos tragos como el jerez, pueden ayudar a dormir rápidamente, sin embargo, sus efectos no son permanentes y lo más probable es que el sueño apacible termine a mitad de la noche.

 

Por M. Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *