Propiedades de la manzanilla y sus beneficios medicinales

La manzanilla es una flor seca que tradicionalmente ha sido utilizada como droga medicinal para aliviar una gran variedad de padecimientos. Las propiedades de la manzanilla van desde remedio para enfermedades como el asma, las inflamaciones, las dolencias propias de los niños, los cólicos y fiebres, extendiéndose hasta convertirse en una alternativa para la náusea, las enfermedades de la piel, las afecciones nerviosas e incluso el cáncer. El vigor de su utilización se presentó durante la edad media, época en la que se comparaba incluso con los beneficios del gingseng.

En la actualidad se le han otorgado otras propiedades y beneficios como un tranquilizante, antiinflamatoria, antibacterial y antialergénica, condiciones propias de la manzanilla dulce. Hoy por hoy su popularidad se extiende a más de 26 países en donde se implementa como una droga medicinal.

propiedades de la manzanilla y beneficiosOtras propiedades de la manzanilla ayudan en el alivio de las enfermedades estomacales, en los tratamientos contra los resfriados, en la consecución del sueño prolongado y satisfactorio, así como en la relajación entre otras opciones terapéuticas. Pero sus propiedades no son únicamente medicinales. En Europa y los Estados Unidos, la manzanilla dulce se emplea como ingrediente en muchas elaboraciones de cosmetología y preparaciones herbales, un ejemplo de ello es el famoso té de manzanilla que se toma en el mundo entero con un promedio de un millón de tazas al año.

La flor de la manzanilla dulce, muy parecida a la margarita, tiene un elevado contenido de aceites volátiles como el bisabolo, la matricina y el óxido de bisabolo A y B, que le proporcionan beneficios curativos a esta planta. Su utilización es interna y externa y funciona efectivamente como relajante muscular, a lo que suman sus propiedades como antiinflamatorio, antiespasmódico y antiséptico. La manzanilla logra los siguientes beneficios curativos:

  • El té de manzanilla alivia el salpullido, los problemas reumáticos y el lumbago. Como una infusión, puede ser útil para combatir el asma y los resfriados.
  • Puede tratar la colitis ulcerosa y la gastritis, además, reduce la inflamación intestinal y facilita la digestión sin convertirse en un purgante.
  • Alivia el estrés y actúa como un relajante ya que contiene sustancias que trabajan en partes del cerebro y del sistema nervioso.  Claro está que no debe remplazar los medicamentos prescritos por un médico.
  • Colabora en la disminución de los dolores menstruales porque actúa relajando los músculos del útero dando alivio a los calambres originados por la menstruación.
  • Actúa casi como un antihistamínico aliviando las alergias. Las propiedades de la manzanilla permiten curar irritaciones en la boca, evitando posibles enfermedades de las encías.
  • Sirve contra las infecciones y la inflamación ocular. Una compresa de té frio de manzanilla ayuda a los ojos irritados y trata problemas de conjuntivitis. La manzanilla también acelera las úlceras cutáneas y las quemaduras.
  • Es útil el ungüento de manzanilla para aliviar las hemorroides y las heridas. Trata los inconvenientes de colon irritable y enfermedades gastrointestinales, por ser antiinflamatorio relaja los músculos del intestino y el estómago. Mejora las náuseas, las flatulencias y las quemaduras solares.
  • Es un eficiente remedio contra los dolores matutinos durante el embarazo. También alivia los dolores de dientes, los cólicos y la agitación en los niños.
  • La manzanilla reduce el insomnio, mejora el sueño debido al efecto sedante suave que tiene para dormir con mayor facilidad.
  • Los problemas cutáneos también tienen solución con la utilización de lavados de manzanilla, igual alivia las inflamaciones del tejido mucoso.
  • En la forma de té, bebido después de las comidas, la manzanilla ayuda en la correcta digestión del organismo.
  • También es utilizada como loción o en aceite para un baño frío, como una más de las propiedades de la manzanilla esta se usa para aliviar la picazón producida por el eczema y otros salpullidos, disminuye la inflamación de la piel y previene las infecciones por bacterias.

La manzanilla y sus efectos secundarios

Algunas plantas de la familia de las Compositae, como por ejemplo, la ambrosía, el áster, los crisantemos y la margarita, pueden producir cierto tipo de alergias, por lo que es recomendable un uso cuidadoso. Son algunos los casos de salpullidos en la piel y de obstrucción de los bronquios, en el peor de los casos, pero la mayoría de las personas utilizan esta hierba sin ningún tipo de problema.

Otros nombres con los que se conoce las propiedades de la manzanilla son: chamomilla recutita, matricaria recutita. También se le conoce como bastardilla, camomila, manzanilla húngara, manzanilla dulce, manzanilla loca y manzanilla de Alemania.

Por M. Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *