Remedios caseros para la tos

Remedios caseros para curar la tos. Los remedios naturales para la tos pueden ser muy efectivos para aliviar y prevenir los episodios. Pueden llegar a aliviar la incomodidad y curar síntomas asociados. Además, son de fácil acceso y preparación.

La tos es una respuesta natural de tu cuerpo a cualquier tipo de irritación en la garganta. Es el proceso natural a través del cual el cuerpo elimina moco del tracto respiratorio. La tos se caracteriza por contracciones espasmódicas repentinas y repetitivas de la garganta y la cavidad bronquial. La tos que no expulsa moco del tracto respiratorio se conoce como tos seca. Si no se trata a tiempo, puede llevar a serios problemas como bronquitis, asma y congestión bronquial. La tos puede ser un indicador importante de problemas médicos serios de fondo, como bronquitis crónica o asma, fibrosis quística, enfisemas, entre otros.

¿Qué causa la tos y porqué tosemos?

La tos puede ser causada por varios factores, como alergia al polvo, cigarrillo o polución, inflamación de la laringe o la faringe, problemas médicos como cáncer pulmonar, asma y bronquitis, el consumo de cigarrillo y de alcohol, y cambios en el clima. La tos puede estar acompañada de sequedad y dolor en la garganta y muchas veces incluso fiebre.

Remedios naturales para aliviar la tos

Aunque hay muchos medicamentos como jarabes para la tos y gotas para la tos disponibles para tratar este mal, pueden no ser tan efectivos como algunos remedios caseros. A continuación te informamos de algunos muy útiles.

  • El jugo de rizoma de jengibre es muy efectivo en el tratamiento y la cura de la tos. Tómate una cucharadita de jugo de rizoma de jengibre junto con una cucharadita de miel y pimienta. El consumo de jugo de jengibre crudo también ayudará a aliviar el dolor de garganta.
  • Tomar una cucharadita de miel previene y cura la tos, tres veces al día por 4 a 5 días, en especial la tos seca.
  • Una solución de miel y pimienta debe tomarse dos vece al día para aliviar la tos.
  • La cúrcuma mezclada con leche tibia o agua caliente, si se toma antes de ir dormir calmará el dolor de garganta y disminuye los daños de la tos en la mañana. Para curar la tos seca, asa un trozo de raíz de cúrcuma a fuego lento y déjalo enfriar. A continuación tritúralo para hacer un polvo. Puedes consumirlo con agua tibia o con miel.
  • Para la tos continua, corta un limón por la mitad y llena una de las mitades con miel y pimienta. Chupa el limón con frecuencia para reducir los ataques de tos.
  • Consume hojas de albahaca santa mezclada con miel para calmar el dolor de garganta y curar la tos de raíz.
  • Para los niños, mezcla 2 cucharadas de miel con una taza de jugo de naranja y dale al niño la mezcla dos veces al día.
  • Otro remedio casero muy útil para la tos seca se puede preparar sumergiendo almendras en agua durante la noche. A la mañana siguiente, pela la corteza y se muele la pulpa hasta hacer una pasta fina junto con un poco de azúcar y un poco de mantequilla. Consumir esta mezcla cada dos horas aliviará la tos seca.
  • El consumo de té de hierbas, que se hace hirviendo jengibre, hojas de limoncillo, pimienta y miel, es uno de los mejores remedios caseros para la tos.
  • Pica finamente cebollas, extrae su jugo y consúmelo como un remedio para la tos. Esta simple solución alivia la congestión del pecho y también alivia el malestar de garganta. También puedes tomar jugo de cebolla mezclado con miel para aflojar la mucosidad pulmonar y aliviar la tos.
  • Haz una pasta de 100 gramos de pasas en agua; mézclala con 100 gramos de azúcar y calienta la pasta hasta que tenga la consistencia de una salsa. Toma unos veinte gramos de esta pasta antes de dormir para aliviar el malestar.
  • Hierve semillas de fenogreco en agua durante 30 a 40 minutos. Usa el agua resultante para hacer gárgaras y así calmar el dolor de garganta. Este es uno de los remedios más efectivos para la tos.
  • Hacer gárgaras con agua salada dos veces al día, el consumo de té de hierbas, el consumo de jugo de cebolla, y comer ajo crudo o clavo son estrategias caseras excelentes para controlar la tos.
  • También puedes preparar un jarabe para la tos casero mezclando té de consuelda, jugo de cebolla y miel. Toma esta mezcla dos veces al día a disminuir los ataques de tos.
  • Comer uvas es el remedio casero más ampliamente conocido para la tos. Las uvas son conocidas por tonificar las vías pulmonares y son expectorantes perfectos, que ayudan a eliminar moco y flema. También puedes aliviar la tos al tomar media taza de jugo de uva mezclado con un poco de miel.

Si la tos se torna crónica, puedes llegar a necesitar medicamentos para reducir los síntomas y entonces sí puedes usar estos remedios caseros. Y como siempre, es mejor prevenir cualquier enfermedad que tratar de curarla. Consulte a su profesional de la salud antes de tratar cualquier remedio.

Acerca de: Dayana García

Sigueme en Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *