Remedios para los calambres en las piernas

Remedios caseros para los calambres en las piernas. ¿Alguna vez te has despertado de un sueño tranquilo en la noche gracias al terrible dolor en tus piernas? Si te ha pasado, es probable que hayas experimentado calambres en tus piernas. Los calambres no se consideran peligrosos; sin embargo, si los experimentas regularmente, es importante que sepas cómo solucionarlos.

Para saber exactamente cómo se siente un calambre en las piernas, pregúntale a una persona que lo haya experimentado. La respuesta seguramente será que es un dolor agónico en las piernas, la mayoría de las veces durante la noche. Los calambres en las piernas ocurren muy frecuentemente en los músculos de las pantorrillas, pero también pueden ocurrir en los isquiotibiales, los cuádriceps, y en el pie. La principal causa de los calambres es la contracción de los músculos en la zona.

Los calambres en las piernas, que suelen llamarse calambres musculares, son más frecuentes en ancianos. Sin embargo, tanto jóvenes como ancianos pueden experimentar el problema. También es muy común en atletas, mujeres embarazadas y alcohólicos. Cuando una persona experimenta un calambre, siente un espasmo muscular repentino en dicha parte de la pierna por pocos minutos. Aunque el dolor no se queda mucho tiempo, la zona queda resentida casi durante todo el día. Es por esto que las personas que experimentan calambres en las piernas de manera frecuente deben aprender cómo remediarlos para eliminar ese terrible dolor para siempre. Sin embargo, antes de mirar las medidas a tomar, revisemos las causas que conllevan a la aparición de calambres en el ser humano.

¿Qué causa los calambres en los muslos y piernas?

La razón por la que las personas experimentan calambres no puede limitarse a un solo factor. De hecho, hay muchos motivos para que se produzcan los calambres. Uno de los más comunes es la posición en la que duerme la persona. La mayoría del tiempo dormimos con la sábana bajo nosotros, apretando los pies y causando que se doblen hacia abajo, logrando desencadenar calambres severos en las piernas. Hay personas que experimentan calambres en las piernas cuando realizan actividades físicas vigorosas o ejercicio. Otra posible causa es el desequilibrio de electrolitos en el cuerpo: las personas que experimentan calambres en las piernas pueden presentar deficiencias de calcio, sodio, potasio o magnesio. También se dice que la deshidratación es una de las causas principales. Y adicional a todo esto, existen algunos desórdenes neurológicos que pueden desencadenar el fenómeno.

Como aliviar los calambres de las piernas.

  • Si tienes un calambre a mitad de la noche o en el gimnasio mientras haces ejercicio, un método para aliviar el dolor de manera inmediata sería masajear la parte de la pierna en donde sentiste la molestia. Al frotar generarás calor, lo que ayudará a relajar al músculo contraído. Otro método implica hacer ciertos ejercicios de estiramiento que ayudan a desaparecer el dolor. Aplicar bolsas con hielo en el área afectada puede contribuir a disminuir un poco el dolor.
  • Si experimentas calambres frecuentemente, es de mucha ayuda pedir a un médico que te revise. Una prueba de laboratorio puede determinar la verdadera causa del problema. Si se encuentra una deficiencia de electrolitos en tu cuerpo, el médico podría recomendarte el consumo de suplementos de sodio, magnesio, calcio o potasio. También hay otras medidas que puedes tomar como parte del tratamiento prescrito para la dolencia.
  • Tomar un vaso de leche tibia o de agua caliente antes de dormir puede incrementar la probabilidad de sufrir de calambres en la noche. Tomar una ducha caliente antes de dormir hace parte del tratamiento contra los calambres.
  • Hacer ejercicios de estiramiento dos veces al día puede ayudar bastante. Se ha observado que las personas que hacen estiramientos regulares alivian sus problemas de calambres en un lapso de 3 a 4 semanas. Antes de comenzar a hacer ejercicios en el gimnasio, no olvides hacer ejercicios de calentamiento y estiramiento. Tomar fluidos abundantes (agua y jugos de frutas) te mantendrá hidratado y a salvo de los calambres musculares.
  • Además de los ejercicios, también es necesario hacer un cambio en la dieta y los hábitos alimenticios. Tu dieta debe incluir vegetales de hojas verdes, huevos, leche, pescado, queso, nueces, y frutas frescas para disminuir los calambres.
  • Para disminuir la intensidad del dolor durante y después del calambre, asegúrate de mantener tu pierna tan quieta como te sea posible. Puede ser difícil evitar el movimiento bajo un dolor tan intenso, pero mientras menos movimientos hagas, menos dura el calambre.

A veces el uso de ciertos tipos de calzado como tacones altos puede generar calambres en tus piernas. Compra un par de zapatos planos y sandalias y analiza si sientes la diferencia. Sigue estos consejos de manera regular y de seguro experimentarás libertad de ese dolor tan insoportable que viene con los calambres musculares.

Por Dayana G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *