Remedios caseros y primeros auxilios para tratar quemaduras

Cuando hay un accidente y se presentan quemaduras en las personas, de primer y segundo grado, resulta bastante útil saber uno que otro remedio casero, por su rapidez y facilidad para aplicarse. Es claro que para que pueda ser tratada en casa, con alguna receta de cómo calmar el dolor de quemaduras, la lesión debe ser producida por una plancha caliente, por una bebida que caiga sobre la piel, el vapor y hasta por efecto del sol. Si las heridas por la quemadura son mucho más severas que esto, estaremos hablando de una lesión de tercer grado, por lo que se deberá acudir a un centro de salud, para que un doctor examine cuidadosamente las heridas.

Cómo saber el grado de una quemadura

  • Quemadura de primer grado: Este tipo de herida se caracteriza por encontrarse en la superficie de la piel, es decir, la primera capa de esta. Se presenta sensibilidad para el contacto, es susceptible de haber inflamación y en el proceso de curarse, se siente dolor aunque no es muy fuerte. Una quemadura ocasionada por la exposición al sol, por la caída sobre la piel de líquidos calientes y el vapor, pueden ser ejemplos de esta clase de lesión.    
  • Quemadura de Segundo Grado: El segundo tejido o capa de la piel también es afectado en este tipo de quemaduras, esto la hace un poco más profunda. Las consecuencias comunes de esta herida, importantes para cómo calmar el dolor de quemaduras, son las ampollas, que pueden incluso presentar supuración, dolor más fuerte y coloración roja alrededor de la zona afectada. Los ejemplos claros de esta clase de herida son los fluidos calientes, mayor exposición al sol y el contacto corto con el metal cuando está caliente. 
  • Quemadura de Tercer grado: Estas son las quemaduras de mayor severidad, porque son las que comprometen desde la capa exterior de la piel hasta el tercer tejido, que viene siendo el más profundo. Como consecuencia de una herida así, la carne se puede carbonizar y tomar una apariencia de color negro o marrón, aunque también puede tornarse de color cremoso o blanco. No hay posibilidad de sentir dolor, puesto que los nervios y sus terminaciones fueron destruidos  por las quemaduras mismas. Las zonas del organismo que se afectan se ampollan y ocasionan lesiones que son permanentes. Una quemadura de tercer grado se origina por acción de algún químico, por el fuego directo, el agua hirviendo, aceite caliente, el contacto prolongado con superficies muy calientes y la electricidad. Otras dolencias de la piel también necesitan asistencia clínica.  Ante su aparición, hay que acudir pronto a un médico. 

¡Urgente!

cómo calmar el dolor de quemadurasPara cómo calmar el dolor de quemaduras de tercer grado, las personas deben acudir inmediatamente a una clínica para ser atendidas por médicos especialistas. Quienes sufren un accidente con esta clase de consecuencia, suelen presentar sudoración excesiva, tener desmayos y entrar en estado de shock. Estos  síntomas complican más las ya difíciles condiciones de los pacientes.

Cómo se alivia una quemadura

Existe un protocolo para el tratamiento de quemaduras de primer y segundo grado, a saber: Hacer el retiro de la ropa del quemado, solo si esta no se encuentra pegada a la zona de la herida, también deber apartarse del cuerpo las joyas que tenga en paciente.

Acto seguido cuando se presenta una quemadura, es ubicar la zona herida de la persona debajo de un buen chorro de agua, por espacio de 15 a 20 minutos, que puede ser más si se requiere, de modo que la lesión reciba la mayor frescura posible. El hielo aplicado de manera directa para cómo calmar el dolor de quemaduras, no es una alternativa aceptable porque podría causar un problema mayor. Tampoco servirá el agua con hielo.

Remedios para quemaduras leves

Aloe vera: Esta solución es aceptable para las quemaduras de primer grado, se hace con el jugo de aloe o el gel de aloe vera y puede llevarse a cabo después del procedimiento con agua fría y de untar algo de vinagre blanco.

Si la quemadura es de segundo grado, el aloe vera se podrá aplicar solamente después de que la herida empiece a cicatrizar. Esto para cómo calmar el dolor de quemaduras, gracias a los efectos astringentes, desinflamatorios, cicatrizantes y calmantes del aloe vera, que se recomiendan para situaciones similares.

Indicaciones:

El aloe vera no debe utilizarse si el paciente tiene problemas de corazón, como tampoco si se encuentra con medicación de adelgazantes o de anticoagulantes para la sangre.   

Vinagre blanco: Ya se mencionaba arriba, se puede usar humedeciendo un paño de algodón en una mezcla de vinagre blanco y agua, para cubrir la herida. Lo que hace el vinagre en colaborar en el proceso de desinfección, además disminuye la inflamación y el dolor. Este tratamiento de vinagre blanco, debe repetirse las veces que se requiera para alcanzar una pronta mejoría de cómo calmar el dolor de quemaduras.

Aceite esencial de lavanda: Este aceite podrá utilizarse inmediatamente después de que se haya producido la quemadura, directamente sobre el área lesionada. Las propiedades como cicatrizantes y calmantes, ayudan a mejorar la restauración de la piel. Para cómo calmar el dolor de quemaduras, cuando la herida es grande, servirá una gaza o una tela de algodón muy limpia, para humedecerla con el aceite esencial de lavanda y cubrir la zona de lesión por dos horas, luego se cambia por otra tela y vuelve a colocarse.

Bolsas de té: Para las quemaduras leves, se aconseja el uso de bolsas de té y el tratamiento del agua fría. Si las quemaduras son de segundo grado, estas bolsas de té serán útiles a partir del momento en que las heridas empiecen su normal proceso de cicatrización. 

Una de las recetas es la solución de té negro en agua fresca. Se logra humedeciendo una tela de algodón preferiblemente nueva con la que se cubre la herida, también se puede colocar la bolsa de té de manera directa sobre la piel lesionada. El dolor que se produce por las quemaduras, se puede aliviar notablemente si se usa la mezcla de té negro y ácido tánico.

Jugo de cebolla: Es un hecho que el jugo de cebolla ha sido implementado como tratamiento en los primeros auxilios, dentro de las cocinas, los cocineros y chefs internacionales pueden dar fe de sus cualidades refrescantes y calmantes. Para cómo calmar el dolor de quemaduras con la cebolla, debe cortarse a la mitad y extraer su jugo para ser aplicado sobre la quemadura, directamente. Cuando haya secado el líquido del vegetal, se repite la maniobra hasta cuando se calme el dolor de la herida.

Clara de huevo: Nada mejor que la clara de huevo para curar las heridas que se ocasionan después de quemarse. La indicación es meter, sumergir la quemadura en la clara de huevo, mientras se mantenga húmeda la clara, ayudará a mitigar el dolor con bastante éxito, cuando se haya secado, se cambia la clara por una nueva. Pero no solo actúa aliviando el dolor, también puede evitar que aparezcan marcas futuras en la piel y para acelerar el proceso de cicatrización.

Salsa de soya: La salsa de soya se coloca, sin mezclarla, sobre la quemadura para que trabaje durante 30 minutos. Lo que hará será mitigar el dolor intenso, refrescar el área comprometida y eliminar la posibilidad de que aparezcan ampollas en la piel. Esto funciona para las quemaduras de primer y segundo grado.

Miel de abejas: Cuando la herida ha sido cuidadosamente limpiada, esta se recubre con miel de abejas, sustancia que acelera la cicatrización, le da un mejor aspecto a la piel y alivia placenteramente el dolor. De hecho la miel sirve para elaborar mascarillas que protegen la piel.

Crema para dientes: Cómo calmar el dolor de quemaduras, será más sencillo con el uso de la crema para los dientes. La lesión se tiene que cubrir con bastante cantidad de crema y debe dejarse en su sitio durante las 24 horas siguientes. No funciona la presentación de crema líquida, como tampoco en gel. El mayor beneficio es quizá que mantiene la piel protegida de la salida de ampollas.

Leche entera: Para este remedio casero se remoja en leche fría una tela de algodón o una gaza, de las que no se desprendan motas o pelusas, para ser puestas encima de las heridas por quemadura. Las gazas o la tela se van cambiando cada 15 minutos.

Tomate rallado: Sobre la zona de la quemadura se coloca una rodaja de tomate o la ralladura de tomate, que funcionará de modo similar para cómo calmar el dolor de quemaduras, esta fruta tiene la propiedad de anular el dolor y evitar que aparezcan ampollas después.

Cuáles son los primeros auxilios que se dan cuando hay quemaduras

Lo que debe hacerse y lo que no

  • No usar mantequilla o cualquier ungüento sobre la quemadura, lejos de funcionar, empeoran la condición de la persona.
  • No reventar las ampollas, estas son una protección natural para las heridas.

Cómo se ponen los vendajes

Cómo calmar el dolor de quemaduras, se hace protegiendo las áreas afectadas, de primer y segundo grado, de cualquier contaminante externo, cubriendo con vendajes, que pueden ser de algodón, de la forma que no desprendan motas ni pelusa. Estas vendas no deben hacerse con elementos que se peguen, ni que sean plásticos o sintéticos.  

Dejar que la herida respire

Después de que se aplicaron los primeros auxilios, con estos tratamientos caseros para aliviar las quemaduras, conviene que las heridas tengan un respiro y que se dejen al aire libre, siempre en lugares sombreados. Esto debe hacerse por lo menos durante un día.

Cómo es el tratamiento de una quemadura de tercer grado

Lo primero que debe hacerse, es buscar ayuda de inmediato. Ubicar rápidamente el centro de salud o la clínica más cercanos, para que la persona afectada reciba atención médica de expertos. Hay que comunicarse rápidamente con el servicio de urgencias, para informar la situación y el estado de los pacientes quemados. No es conveniente tratar de quitar la ropa al quemado, puede estar pegada a las heridas y así se lastimaría mucho más. Leer más información pertinente a este tipo de quemaduras, es vital para saber qué hacer con puntualidad, cuando llegue el momento.

Un baño frío

La víctima debe ser colocada debajo de un chorro de agua fría, o en su defecto, meterlo con la ropa puesta en una tina, para que el dolor permanezca en niveles bajos. Esto también ayudará a mitigar el ardor de la quemadura. Estas recomendaciones se hacen mientras se logra el traslado urgente a un centro hospitalario cercano para un tratamiento profesional de cómo calmar el dolor de quemaduras.

Qué casos requieren acudir al médico

  • Siempre que una persona adulta mayor, de más de 60 años, o un  bebé se quemen.
  • Cuando la quemadura presenta señales inequívocas de infección, es decir, cuando la ampolla se llena de líquido oscuro o cuando la herida se enrojece y se calienta de nuevo.
  • Cuando la quemadura se ha producido la zona pélvica o púbica, en los ojos, manos, pies o rostro.
  • Cuando la quemadura no haya sido sanada después de 10 o 15 días.
  • Cuando el área de la quemadura es muy grande.
  • Cuando el dolor es tan fuerte que no es posible soportarlo.
  • Cuando la herida arroje materia o pus.

Qué alimentos y bebidas pueden estimular la recuperación

Para cómo calmar el dolor de quemaduras y alcanzar una recuperación pronta, se aconseja beber agua suficiente y otros líquidos, mientras se cumple el tiempo de la recuperación. Es útil iniciar una dieta de proteínas y calorías abundantes, por su riqueza en minerales y vitaminas. Al quemarse, una persona sufre la pérdida de zinc, selenio y cobre, entre otros minerales, estos deben recuperarse y una dieta de estas logra el propósito en menos tiempo. También ayuda a cicatrizar y sanar rápidamente. Las vitaminas y el complejo B no pueden faltar en esta recuperación.

Por M. Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *