5 remedios naturales para los sudores nocturnos

¿Cuáles son algunos de los mejores remedios caseros para los sudores nocturnos? A continuación se muestra una breve lista de las soluciones naturales sobre las que más se habla para uno de los síntomas más molestos de la menopausia. Si usted está hasta la coronilla de despertarse a mitad de la noche empapada en sudor, pruebe uno de estos tratamientos que le pueden ayudar a reducir la frecuencia y severidad de sus sudores nocturnos.

1 Aceite de onagra

El aceite de onagra es otra gran fuente importante de ácidos grasos omega-3. Muchas mujeres toman onagra en forma de cápsula para ayudar a manejar su sudoración nocturna. Aunque esto no es efectivo para todas las mujeres, vale la pena probarlo si otras hierbas y métodos no funcionan para usted.

2 Cimífuga

Entre todas las plantas naturales que usted puede tomar para tratar los síntomas de la menopausia, la cimífuga es una de las más comunes y es muy recomendada. En estrecha relación con el ranúnculo, esta hierba se ha conocido por cesar los sofocos, los sudores nocturnos y otros síntomas de la menopausia. Pero tenga cuidado al utilizar esta hierba, ya que se ha reportado que causa dolores de cabeza y náuseas e incluso un rápido crecimiento del tejido mamario.

3 Ginseng

El ginseng es otro remedio herbario popular utilizado para aliviar los síntomas de la menopausia, especialmente los sudores nocturnos. Lo mejor es tomar esta hierba en pequeñas dosis ya que puede disminuir la cantidad de estrógeno natural que el cuerpo produce. Además, se ha demostrado que el ginseng tiene efectos secundarios como insomnio, náuseas, diarrea y dolores de cabeza.

4 Linaza

La linaza es rica en ácidos grasos omega-3, lignanos y fibra. Además, puede ayudar a moderad los sofocos y los sudores nocturnos. Usted puede agregar fácilmente una o dos cucharadas a sus cereales, yogur, batidos, e incluirla en productos horneados. No se conocen efectos secundarios de linaza.

5 Vitamina E

La vitamina E se utiliza para llevar a cabo muchas funciones importantes. La mejor manera de obtener vitamina E es por el consumo de alimentos como los aceites vegetales y los frutos secos. Cuando se toma durante varias semanas consecutivas, esta vitamina esencial puede ayudar a reducir la sudoración nocturna. Consulte a su médico antes de comenzar un régimen de vitamina E. La vitamina E en combinación con ciertos medicamentos puede producir efectos secundarios.

Se ha demostrado que técnicas sencillas de respiración pueden ayudarle a lidiar con los sudores nocturnos. Según los Institutos Nacionales de Salud, disminuir el ritmo de su respiración hasta un patrón lento y relajante puede reducir la frecuencia de los sudores nocturnos. Pruebe este método tras despertarse empapada en sudor frío, y le puede ayudar a retornar a un sueño tranquilo.

Por Dayana G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *