Tratamientos naturales de Infusiones y té para la bronquitis

Por fortuna, la bronquitis tiene una gran cantidad de remedios naturales y ayudas caseras para un tratamiento adecuado. Aquí se podrán encontrar algunos de estos procedimientos para evitarla y controlarla.

La inflamación de los bronquios de la tráquea es la causa de esta enfermedad respiratoria, que puede originarse por una variedad de razones, puede ocasionarse por virus sincitial respiratorio (VSR), por infecciones virales por rinovirus o infecciones bacteriales de neumococos o micoplasmas. También el estar frecuentemente expuestos al humo del cigarrillo, el tabaco e incluso el humo industrial, puede originar la enfermedad. Los pacientes asmáticos, por ejemplo, están mayormente en riesgo de sufrir una inflamación bronquial. Los síntomas más comunes de esta deficiencia respiratoria, son la falta de aire, dolor en el pecho y la tos con flemas amarillas o verdes. De no tratarse inmediatamente este inconveniente respiratorio, podría agudizarse y volverse crónico.

Cómo es el tratamiento adecuado para la bronquitis

bronquitisDecir que se tiene la cura definitiva para esta enfermedad sería tanto como mentir. La realidad es que con el paso del tiempo esta dolencia se cura sola, en el momento en que los agentes patógenos salen del organismo. Claro que hay que asistir al médico porque éste ordenará los exámenes y demás requisitos de orden físico para definir un diagnóstico correcto.

Los exámenes médicos sirven para descartar problemas más graves o prevenir neumonías y otras dolencias concernientes a la respiración. Un doctor formulará droga necesaria para que los síntomas se vean disminuidos. Para este propósito, existen otros tantos remedios naturales que se consideran, igualmente, tratamientos para la bronquitis.

Remedios naturales para evitar los bronquios inflamados

Después de recuperarse de una bronquitis, un paciente puede no terminar con la mucosidad y perdurar con ella por un tiempo más. Este fenómeno no tiene solución, lo único que hay que hacer, es tener paciencia y esperar que a que la dura infección se marche definitivamente. Los tratamientos naturales reúnen algunos remedios que se pueden elaborar en la casa y que persiguen que la mucosidad desaparezca.

Cúrcuma
Este elemento es muy utilizado para cualquier clase de tos, como la que se origina por efecto de la gripe, la tos bronquial y el resfriado común. En un vaso de leche caliente se agrega media cucharadita de esta cúrcuma y se ingiere una vez durante el día, sirve mucho cuando se bebe en la noche antes de irse a la cama.

Uno de los remedios caseros que por más tiempo han ayudado a las personas contra las mucosidades y la tos. La manera más eficaz de prepararlo consiste en adicionarle ¼ de cucharadita de jengibre picado, así como se consume popularmente en la India y otros países de Asia. También le puede ser agregada miel, ajo y limón para tomarse 2 o 3 veces cada día. Esta preparación ayuda enormemente a controlar las afecciones del aparato respiratorio.

Aceite de eucalipto

La bronquitis y la tos tienen un remedio efectivo con el aceite de eucalipto, porque este ayuda a soltar las flemas mediante gotas esparcidas en un pañuelo. También se inhalan estas gotas repetidamente durante el día. Este aceite se puede hervir en agua para la inhalación de los vapores, con ello la tos y la mucosidad tendrán alivio importante.
Agua
Los parásitos que se encuentran en el organismo se eliminan con el consumo de agua. Este líquido tiene la propiedad de adelgazar el moco para que su salida se logre con mayor facilidad. El agua y el jugo de naranja pueden ofrecer alivio a las personas con síntomas de bronquitis crónica.

Otras prácticas como el yoga, la ejercitación en campo abierto o los baños con sal de epsom, logran mantener el organismo fuerte contra la enfermedad de los bronquios. Hierbas medicinales como la albahaca y el fenogreco resultan muy beneficiosas. Las vitaminas A y C también son útiles, sin embargo es recomendado consultar con un médico especialista antes de decidirse por alguna de estas ayudas.

Por M. Ortiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.